Resumen del IPCC para responsables de políticas sobre la base científica del cambio climático

 Articulo Ysaias Lara Kevelier

Comunicado sobre la contribución del Grupo de Trabajo I al Sexto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), titulado Cambio Climático 2021: Bases de ciencia física  

La contribución del Grupo de Trabajo I al Sexto Informe de Evaluación del IPCC confirma que es indiscutible que la influencia humana ha calentado el sistema climático, aumentando la temperatura global de la superficie. El informe ofrece una actualización de las bases científicas físicas del cambio climático y confirma que no hay vuelta atrás en algunos cambios que ya están afectando al sistema climático. 


Los cambios recientes en el clima son generalizados, rápidos y se están intensificando, y sus efectos afectan a todas las regiones de la Tierra, incluidos los océanos. Muchos fenómenos meteorológicos y climáticos extremos, como las olas de calor, las lluvias torrenciales, las sequías y los ciclones tropicales, se han vuelto más frecuentes y graves. El informe proporciona un atlas de los impactos regionales ya observados y los futuros, que permitirá a los responsables de políticas y a todas las demás partes interesadas informar mejor las políticas climáticas a nivel regional y local. 

El informe señala que el nivel de las futuras emisiones determinará el nivel del futuro aumento de la temperatura y la gravedad del futuro cambio climático, así como los impactos y riesgos asociados. No solo han aumentado las concentraciones de CO2 en la atmósfera terrestre, sino que también se ha acelerado el ritmo de aumento. El informe muestra que las emisiones de gases procedentes de las actividades humanas son responsables de aproximadamente un aumento de la temperatura 1,1 grados C desde el periodo 1850-1900, y muestra que, en los próximos 20 años, se espera que la temperatura global llegue o supere los 1,5 grados de calentamiento. 

A menos que se produzcan reducciones rápidas, sostenidas y a gran escala de las emisiones de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático, incluidos el CO2, el metano y otros, el objetivo consagrado en el Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5 grados C en comparación con los niveles preindustriales será inalcanzable.  

Esta evaluación de la ciencia más reciente es una fuerte señal de alerta para el bienestar de la sociedad humana y de toda la vida en la Tierra. Es un testimonio de que los esfuerzos por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en las últimas décadas han sido totalmente insuficientes.  

En lo que respecta a las negociaciones intergubernamentales sobre el cambio climático, 2021 es un año crucial, ya que las naciones deben presentar sus contribuciones determinadas a nivel nacional (CDN) nuevas o actualizadas, que recogen los esfuerzos y las acciones de cada país para responder al cambio climático y reducir las emisiones. 

A principios de este año, un informe de síntesis inicial sobre esas contribuciones nuevas o actualizadas mostró que los esfuerzos colectivos están muy lejos de lo requerido por la ciencia para limitar el aumento de la temperatura global a finales de siglo a 2 grados C, y más lejos aún de lo requerido para lograr el objetivo deseado de menos de 1,5 grados C. 

Unas políticas y una acción sólidas se basan en una ciencia sólida. Como subraya el Resumen para responsables de políticas del IPCC, solo se puede limitar el calentamiento a 1,5 grados C mediante reducciones inmediatas y a mayor escala. La única manera de alcanzar este objetivo es mediante la rápida implementación de contribuciones determinadas a nivel nacional más ambiciosas. 

A día de hoy, solo algo más de la mitad de las Partes del Acuerdo de París han presentado contribuciones nuevas o actualizadas.  

Todas las naciones que aún no lo han hecho, todavía tienen la oportunidad de presentar CDN ambiciosas. Los países que ya han presentado sus contribuciones nuevas o actualizadas todavía tienen la oportunidad de revisar y mejorar el nivel de ambición de estas. El esfuerzo colectivo de todas las contribuciones se recogerá en un informe de síntesis actualizado, que estará disponible más adelante este año. 

Teniendo en cuenta la última evaluación de las bases científicas del cambio climático, el camino a seguir debe ser aceptar y afrontar el reto de aumentar el nivel de ambición. Es esencial para nuestro futuro y para el bienestar de las generaciones venideras que nos esforcemos por alcanzar los 1,5 grados C mediante la aplicación de unas contribuciones determinadas a nivel nacional ambiciosas.  

DECLARACIÓN DE ONU CAMBIO CLIMÁTICO / 06 AGO, 2021

Publicar un comentario

0 Comentarios