PUNTA CATALINA Y LAS CENIZAS TOXICAS - Armario de Noticias

Ultimas

domingo, 3 de abril de 2022

PUNTA CATALINA Y LAS CENIZAS TOXICAS

 


Articulo: Ysaias Lara Kevelier

Fuente: CNLCC 

La jornada para dar a conocer y socializar los resultados del estudio sobre la contaminación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, CTPC, con las autoridades locales y los equipos de monitoreo municipales de la provincia Peravia, concluyó que, desde el punto de vista ambiental, esta central está fatalmente atrapada entre las altas emisiones de gases y micropartículas arrojadas por la chimenea a la atmósfera, y la incesante creación de enormes montañas de cenizas tóxicas. 

El evento que se celebró en la tarde del pasado viernes, 1ero de abril, en el Salón Parroquial de la catedral Nuestra Señora de Regla, en la ciudad de Baní, tuvo como expositores principales a los expertos Marcos Rodríguez y Milton Martínez. El primero es ingeniero químico y profesor universitario, y el segundo ingeniero agrónomo y también docente de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD. 

El profesor Rodríguez expuso sobre los resultados de la investigación realizada sobre la composición química de las montañas de cenizas de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, CTPC, y los riesgos de estos residuos tóxicos de contaminar aire, suelo y agua del entorno, mientras que el profesor Martínez explicó los impactos en los cultivos y suelos por las emisiones aéreas de gases y micropartículas y por efectos de las cenizas. 

Desde septiembre un grupo de expertos nacionales e internacionales, de instituciones académicas y científicas de varios países, el Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC, y el Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente, INSAPROMA, junto y en apoyo a la provincia Peravia, realizan el estudio sobre la contaminación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, CTPC. 

Los resultados de este estudio serán entregados al presidente de la República, Luis Abinader, que el pasado 3 de agosto ordenara al ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Orlando Jorge Mera, la elaboración de este estudio en coordinación con la provincia Peravia y las entidades, pero en poco tiempo abandonó la tarea sin dar ninguna explicación. 

Los expertos Rodríguez y Martínez destacaron la estrecha relación existente entre las emisiones de gases y micropartículas y las cenizas de Punta Catalina, explicando que las micropartículas producidas por la combustión del carbón que no son retenidas en las cenizas, salen al aire y terminan en los pulmones de la población, causando enfermedades y muertes prematuras. 

Observaron que para que CTPC pueda retener la mayor cantidad de micropartículas en las cenizas y no salgan por la chimenea, requiere del uso de una gran cantidad de cal viva para que se mezcle con los residuos de la combustión del carbón. 

Indicaron que las cenizas que se arrojan en el batey San José es una mezcla de estos residuos con cal, lo que representa una fuente de contaminación tanto por los metales pesados como por la cal que contienen. 

Plantearon que, como resultado de la generación y depósito en grandes volúmenes a la intemperie de estas cenizas, se produce contaminación con metales pesados del aire, del suelo y del agua superficial y subterránea, de los cultivos y, por la gran concentración de la cal en estos residuos, se está provocando el cambio del pH de los terrenos, lo que conlleva una reducción de la fertilidad y de la productividad de los suelos. 

Observaron que la reducción o eliminación de la cal en los residuos finales de Punta Catalina para que no afecten los terrenos o para que las cenizas volantes de carbón eventualmente puedan utilizarse para fines industriales, como la fabricación de cemento, incrementarían exponencialmente las emisiones por la chimenea de las micropartículas a la atmósfera. 

Dijeron que esta situación ocurrió entre febrero y mayo del año pasado 2021, cuando se desmontó el sistema de control de seguridad del aire, AQSC, para reducir o suprimir el uso de cal, produciéndose espesas nubes tóxicas estacionadas a baja altitud sobre la ciudad de Baní, y en la zona comprendida entre ésta y la termoeléctrica. 

Afirmaron que en el documento que sirvió de base para la licitación de urgencia de 150 mil toneladas de cal viva, del 28 de abril de 2021, suscrito por George Reinoso y Rafael Gómez Del Guidici, respectivamente director ejecutivo de la CDEEE y viceministro de Energía, se consigna que las emisiones en ese período habían sido 40 veces por encima de cualquier norma. 

“Punta Catalina a carbón mineral nunca debió haberse construido, fue una muy mala idea, porque los impactos negativos que está generando son catastróficos a mediano y largo plazo en términos de salud y de medio ambiente, especialmente en calidad de aire, contaminación de suelo y agua, además de arruinar la producción agrícola de la zona”, aseguraron.

 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario