Articulo de opiniòn. Hay que estar alerta

POR ALBERTO QUEZADA

Es evidente que el Departamento de Estado de los Estados Unidos  ha dado  un giro radical en  su política exterior  para América Latina y El Caribe cuyos efectos se sentirán  en el corto y mediano plazo.

Ese cambio en la  política exterior se percibe a partir de la conducta exhibida por USA ante los recientes acontecimientos que se han venido suscitando en Venezuela, Nicaragua, Haití y otros Estados americanos.

La conducta geopolítica apacible adoptada por los Estados Unidos frente a la actual coyuntura  sorprende, inquieta, y más que eso, invita al estudio y el análisis de manera serena y científica.

Nada se produce por generación espontánea, por azar, o por obra y gracia del Espíritu Santo. Todo tiene un porqué, obedece algún interés particular o grupal, alguien mueve la cuna para que eso  ocurra.  

Ya son muchas las tensiones fronterizas, desbordes migratorios, magnicidios de presidentes y asomos de pichones de dictadores, y  la Súper potencia permanece inalterable, en una especie de espera paciente a ver qué ocurre.

Años atrás esa era una conducta impensable en el accionar geopolítico de los Estados Unidos, obviamente los tiempos han cambiado, los contextos geopolíticos son otros y el fantasma del comunismo ha sido reducido a su mínima expresión.

Pero aún así, pienso que ese comportamiento debe ser analizado con detenimiento, insisto en ese tema, no por nada malo, sino motivado e inspirado por una reflexión que  hiciera hace algún tiempo el escritor mexicano y premio nobel de literatura, Octavio Paz, sobre la Patria de Abraham Lincoln: ¨A los Estados Unidos América no se le adula ni se odia, se estudia¨.      

Eso no son los Estados Unidos que yo conozco, el que me han mostrado los historiadores hispanos e ingleses del siglo XX y XXI.

Aunque los Estados Unidos de América  no lo diga de manera  pública y distraiga con eufemismos propios de la cortesía diplomática, ellos han adoptado  y estrenado una nueva política exterior para estos países  del  hemisferio occidental que más temprano que tarde mostrará su verdadero rostro. Ya veremos.

El autor es periodista y magíster en derecho y relaciones internacionales. Reside en Santo Domingo. quezada.alberto218@gmail.com   

Publicar un comentario

0 Comentarios