Psicóloga de la UASD advierte aspectos económicos inciden en el pensamiento suicida

 


La docente de la Escuela de Psicología de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD),  María Estel Camacho advirtió  que los aspectos económicos y la historia tienen mucho de influencia de cómo el individuo percibe que por una deuda puede  suicidarse.

 

Entiende que la idea ancestral del suicido inicia con la siguiente frase,  “La deuda

con los dioses se paga con los hombres de la casta superior mediante el sacrificio, la deuda con los profetas se cancela aprendiendo los textos secretos, y las deudas con los ancestros se pagan teniendo hijos; sobre todo varones”.

 

La maestra habló en esos términos durante su disertación en la conferencia “Psicología del suicidio por deuda”.

 

Agrega que de tal pensamiento es que la psicóloga atribuye a que la historia tiene mucho que ver con el pensamiento suicida en los individuos, pues la moralidad y las cuestiones éticas son universales y existen en todos los lugares en donde hay un ser humano.

 

“La moralidad y las cuestiones éticas son universales, es decir, existen en todos los lugares en donde hay un ser humano, y eso nosotros se lo debemos a toda la herencia que tenemos de la humanidad”, agregó.

  

Explicó que el intento suicida se ejecuta cuando el estímulo no se puede percibir fuera, y como no existe el estímulo lógico del suicidio, el individuo busca una motivación  exterior que justifique el hecho, en este caso es la deuda.

 

Resaltó que uno de los pensamientos suicidas es que nadie puede ayudarlos, por eso se alejan de los demás y se observa el deterioro emocional e incapacidad de formar imágenes positivas de la vida.

 

Camacho, durante su exposición aseguró que el suicida se siente tan solo que la muerte tan poco desea estar con él; significa que en su vida, en el trayecto, en su formación, él percibió que no tuvo a nadie a su lado para formar su percepción de vida, él solo construyó su percepción y ejecución de su muerte.

 

Recomendó dar mejor seguimiento y observación en las palabras escuchadas de las personas que necesitan apoyo y atención, así como brindar un acompañamiento adecuado a los individuos con ideas suicidas.

 

“El individuo suicida solo escucha su voz interior, entonces si nosotros lo escuchamos, ese papel se invierte, de manera que él va a escuchar otras versiones con nuestra atención”, recalcó.

 

Insistió en que la mejor función que se puede tener con una persona con intento suicida es la escucha y la valoración de cada palabra.

 

Finalmente, dijo que los recursos de tratamiento psicológico del suicidio pueden observarse en el individuo mucho antes del intento suicida y de la ideación suicida, porque hay patrones de comportamiento que permiten identificarlos. 

Publicar un comentario

0 Comentarios