Articulo: Hookah, éxtasis y ¨teteos¨

POR ALBERTO QUEZADA

La nación dominicana   está  viviendo  en estos momentos lo que muchos tratadistas del pensamiento sociológico y antropológico posmoderno occidental  han definido como la generación de la nada.

La actual generación de dominicanos y dominicanas  que vio morir el siglo XX y que está viviendo el siglo XXI, parecen estar atrapado en  una contemporaneidad plagada de superficialidad, vicios e  hipocresía.

Los hombres y mujeres  que habitan en esta media Isla caribeña, en su mayoría  han decidido asumir  patrones culturales foráneos que glorifican la nada, lo vulgar, insulso, nocivo  y  mediocre.

Es una vergüenza ver esta generación  en plena   era posmoderna  y de un amplio y acelerado desarrollo de la inteligencia artificial, diluirse entre el uso de la hookah, éxtasis y los ¨teteos¨.

En la actualidad el discurso que se esparce por los cuatro puntos cardinales de la República Dominicana es carente de patriotismo, de búsqueda del bien común, rescate de la decencia social y civismo.

Lo que  interesa a la mayoría de los dominicanos hoy día es ser tendencia en las redes sociales, provocar escándalos y controversias para generar dinero y luego ostentarlo de manera grosera.

Quiero dejar claro que no soy opuesto a los cambios, Dios me libre, entiendo el proceso dialectico,  pero de ahí aceptar como bueno y válido el desastre hacia donde llevan esta  sociedad sería una irresponsabilidad de marca mayor.

Esta sociedad debe reencontrarse a sí misma, hacer un ejercicio introspectivo en donde sus autores se despojen de sus caretas para dar paso a los verdaderos y auténticos   valores humanos que han dado sustento a la civilización cristina.

 

Ya es demasiado el doble discurso, las agendas ocultas, la construcción de falsos ídolos y modelos de éxitos, que para lo único que sirven es para revelar que estamos ante el nacimiento de una nueva generación de la nada en la Patria de Duarte y Luperón.





El autor es periodista y magíster en derecho y relaciones internacionales. Reside en Santo Domingo.quezada.alberto218@gmail.com

Publicar un comentario

0 Comentarios