Artista Rebeca Barrera presentará exposición de pinturas en el lobby del Teatro Nacional


 Para la artista Rebeca Barrera el arte no tiene límites. Desde su nacimiento fue diagnosticada con parálisis cerebral infantil. Por esta razón, a los siete años  fue trasladada a Filadelfia, Estados Unidos, para recibir terapias junto a otros  20 niños que tenían la misma condición.  

Luego de cuatro años realizando estos viajes, los padres desistieron del tratamiento, ya que el resto de los infantes lograron caminar, excepto su Rebeca. Sin embargo, Dios tiene un propósito en su vida, pues a pesar de que los médicos aseguraron que, con mucha suerte, viviría hasta los 20 años de edad, el lunes 13 de septiembre Rebeca celebró sus 62 años, y espera continuar festejando muchos más. 

Tras lograr una interacción oral que parecía imposible, el deseo de Rebeca era hacer “un producto de sus manos”, y este fue la motivación que la convirtió en la artista que hoy conocemos, y que presentará una exposición en el lobby del Teatro Nacional, los días 18 y 19 de septiembre

Lo interesante de esta colección privada es que las pinturas fueron hechas con la boca. Y es que un día dejando de lado sus manos, Rebeca fue sorprendida por un amigo de la familia con un pincel en los labios, utilizando su boca para pintar. Altamente conmovido y motivado por la escena, el amigo regresaría días después con una mesa especial, fabricada con el objetivo de facilitar la nueva carrera de Rebeca: “pintar con la boca”. 

Los logros de Rebeca son considerados por muchos como titánicos, pero ella con su inagotable humor los define como “divertidos”, pues consiguió completar sus estudios primarios en el colegio San José, en su natal Puerto Plata; tomando prestadas las manos de una amiga, finalizó esa etapa de manera excelente. La siguiente meta sería la secundaria, la cual también culminó a través del sistema de estudio a distancia. 

“Me voy a otra dimensión cuando pinto, mi primer brochazo me hizo feliz; aunque sé que resulta desesperante verme hacerlo (hasta yo misma me agobio cuando me miro desde afuera), lo importante es lo que pasa por dentro. Puedo pintar todo el tiempo, toda mi vida, sin sentir cansancio”, asegura la artista. 

 


Publicar un comentario

0 Comentarios