Cinco enfermedades que no sabías que están relacionadas con la obesidad


La obesidad es una enfermedad crónica multifactorial que afecta a más de 800 millones de personas en el mundo y se estima que el 67% de los habitantes de Centroamérica y el Caribe viven con sobrepeso u obesidad.

Esta condición puede llegar a ser muy perjudicial para el organismo ya que afecta múltiples órganos y sistemas.

 

El doctor Victor Nolasco, Gerente Médico de Novo Nordisk CLAT, asegura que la obesidad no es solamente la detonadora de la aparición de enfermedades muy conocidas como la hipertensión arterial, diabetes, dolores articulares y patologías cardiovasculares, sino que es causante de otros graves padecimientos como:

 

-      Insuficiencia cardiaca: las personas con obesidad tienden a tener una mayor cantidad de sangre, lo cual hace que el corazón bombee con más intensidad y esto, puede provocar insuficiencia cardíaca ya que, con el transcurso del tiempo, el corazón trabaja con más intensidad.

 

-      Cáncer intestinal: el cáncer de colon comienza por la presencia de pólipos, que son crecimientos no cancerosos en este órgano, pero que al crecer pueden volverse cancerosos. Las personas obesas tienen un 30% más de probabilidades de desarrollar pólipos en el colon, y corren el doble de riesgo de morir debido a este tipo de cáncer que las que tienen un peso saludable.


 

-      Osteoartritis: la obesidad aumenta el riesgo de desgaste en cartílagos articulares principalmente en las articulaciones de la cadera, la rodilla, el tobillo y el pie debido al peso extra que el cuerpo carga.

 

-      Infertilidad: la obesidad también puede aumentar la infertilidad debido a las alteraciones hormonales que provoca interferencia en la concepción y desarrollo del embarazo. Igualmente, puede provocar más probabilidades de síndrome de ovarios poliquísticos, hipotiroidismo y aumento en el riesgo de pérdidas del embarazo. En el caso de los hombres, las consecuencias pueden ser baja producción de espermatozoides y disfunción eréctil.

 

-      Apnea del sueño: este trastorno se caracteriza por una respiración interrumpida durante el sueño. Las personas con obesidad tienen más probabilidad de padecer apnea del sueño porque presentan tejido adicional en la parte posterior de la garganta provocando un bloqueo en el flujo del aire, induciendo al paciente a la apnea del sueño.

 

Nolasco enfatiza que la obesidad no es una cuestión de estética como se ha abordado durante mucho tiempo “La obesidad es un problema grave de salud, que afecta la calidad de vida de las personas, y por eso es importante que se aborde con un enfoque integral y multidisciplinario supervisado por un médico especialista. La obesidad trae consigo múltiples complicaciones y en la mayoría de los casos hasta no controlarla, el paciente no podrá recuperarse de las otras comorbilidades que le afectan”.

Publicar un comentario

0 Comentarios