Así se expresó Geovanny padre de la joven asesinada junto a su esposo: “Vine en febrero a entregar mi hija que se casó y hoy vengo a enterrarla»

Anibelca Martínez

Santo Domingo.-Consternados y aún sin creer lo que está pasando, se encuentran los moradores de Sabana Perdida en Santo Domingo Norte, luego de que la noche del pasado martes fueran asesinados por agentes de la Policía Nacional en el municipio de Villa Altagracia, San Cristóbal, en un “confuso incidente” que le arrebató la vida a la pareja de esposos Elizabeth Muñoz Marte y Joel Díaz.

A menos de dos meses de su matrimonio, entre lágrimas y sollozos el padre de la joven, mejor conocido como Yovanny, narró su pesar sobre el fatal fallecimiento de su hija mayor, de siete que procreó el afectado padre.

“Vine en febrero a entregar mi hija que se casó y hoy vengo a enterrarla, no es fácil para ningún padre”, apuntó el padre de Elizabeth.

La pareja que prácticamente se encontraba en plena luna de miel, ya que acababan de unir sus vidas en matrimonio, regresaban de la comunidad Los Ganchos de Pino Herrado, Villa Altagracia, a su lugar de residencia luego de realizar actos religiosos, en compañía de Carlos Alberto Rodríguez quien resultó herido y Carlos José Pérez, quien resultó ileso de la balacera.

Con sus ojos llorosos y palabras cortantes, el padre que tenía a su hija como la luz de sus ojos expresó que “mi hija y su esposo andaban en una buena obra, es una situación bien complicada, espero en Dios que las autoridades competentes hagan justicia y que nuestras policías se disciplinen como debe de ser, su trabajo es cuidar los ciudadanos, no asesinarlos».

El padre de la víctima que llegó de los Estados Unidos y dice que una situación como esta no es fácil, “es un dolor grande decir allá afuera que los dominicanos hacen cosas semejantes, aunque no todos somos iguales, la policía tampoco es toda corrupta, estoy seguro de eso y lo que están ensuciados así, deberían tomar en cuenta este caso y disciplinarlos y los que no se quieran someter ponerlo en su lugar para que no lleguen a ese extremo”.

Muy apenado mencionó que se quedó esperando una llamada de la occisa y con lágrimas en sus ojos dijo que ya él sabía que esa llamada no sería posible.

Con relación a las palabras expresadas por el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, con relación al caso, este dijo, “ Solo espero que la palabra del presidente sean ciertas y que este caso no se quede impune como muchos otros». Fuente: El Nacional