Presidente de la Hermandad de Pensionados favorece ampliación de toque de queda, dice mas de trecientos de sus miembros han muerto por Covi-19




 Por Joselito Peña y Dairo Méndez

El Presidente de La Hermandad de Veteranos y  Pensionados de las Fuerzas Armadas y la Policía, Mayor General José Ramón  López Peralta favoreció hoy las medidas impuestas por el gobierno para evitar el contagio de la población por  coronavirus    ya  que según afirmó,   el  dominicano no tiene  la educación necesaria  para  entender la necesidad imperiosa de quedarse en su casa y no aglomerarse para    respetar las normas y protocolos para  prevenir la enfermedad.

Se mostró partidario de que  no se venda bebidas alcohólicas  después de las 4 de la tarde y recomienda  un horario estricto en el toque de queda y que sea a partir de las 6, ya  que no  se puede ser muy permisivo y puso como ejemplo algunos colmadones donde la gente se aglomera sin mascarillas y sin el  más  mínimo distanciamiento, cito a Estados Unidos y Europa que le llevan a este país   mucho años de luz en desarrollo  y los contagios siguen en aumento.

López Peralta mostro una alta  preocupación por el alto índice de pensionados que ha fallecido por la enfermedad,   donde las  cifras superan los trescientos  entre miembros o familiares, pues según explico son un sector en donde las mayorías  pasan de 60 años de edad  lo que los  haces más vulnerables ante el virus.

Dijo que esto ha afectado mucho las finanzas de esta institución, la que carece de subsidio u otro tipo de ayuda y han tenido que  auxiliar económicamente a cada miembro que muere o pierde un familiar  y lamentablemente no pueden hacerle frente a tanto  daños que se le han presentado  después de la aparición de la pandemia, “aquí no hay un pensionado que no conozca a alguien de cerca que no se le haya muerto una persona por lo menos”, dijo.

El presidente de los pensionados informó  que    pensando en la  salud de los veteranos y desde que llegó a dirigir esta institución inició  la construcción de  un hospital para sus miembros cuyo valor oscila en unos  200 millones de pesos, tomando en cuenta  las pocas atenciones de salud  que reciben los hombres de las armas ,  ya que el seguro que a ellos les corresponde  es el de jubilados y pensionados y ningún hospital les quiere  prestar atención con el mismo  y si lo hacen solo les cubre una decima parte  de las necesidades medicas.

Dijo que la obra se encuentra en una etapa muy adelantada, sin embargo no han podido concluirla por falta de recursos,  por lo que pidió al gobierno una ayuda ya sea  mediante un préstamo  o facilidades y así el estado no tendría esa carga con los pensionados en cuanto a salud, ni ellos tendrían que “dar pena” buscando atenciones en  hospitales como el  Central, el de la Policía o el de la Fuerza Aérea, ya que contarán con  su propia clínica.