Ministerios Relaciones Exteriores República Dominicana y Haití inician contactos para redefinir asuntos fronterizos entre ambos países.



JIMANI.- El Ministro de Relaciones Exteriores de República Dominicana Roberto Álvarez y el Jefe de Gabinete del Ministerio de Haití Jean Claude Barthélemy, se reunieron junto con autoridades militares y civiles de los dos países, en el inicio de contactos para redefinir asuntos relativos a los límites fronterizos entre ambos países, establecidos mediante acuerdo binacional de 1929.

En el encuentro, una comisión mixta integrada por funcionarios de ambos países, trató el tema de la crecida de los lagos Azuey y Enriquillo, que han provocado la movilización de comunidades vecinas de Haití, hacia territorio dominicano en los últimos años en la región suroeste.

En el encuentro, que tuvo lugar en la Unidad militar de Gestión Coordinada de Fronteras en Jimaní del Ministerio de Defensa, se abordó la necesidad de hacer cumplir, en la brevedad posible y con la pericia técnica de ambos países, los límites que ya establecen las pirámides o bornes fronterizos número 240 (sumergida a 5 metros bajo el agua); la 241 (sumergida a metro y medio) y la 242 (aún visible), las cuales aún y cuando quedaron abnegadas por el lago Azuey, determinan la división territorial y la soberanía de cada parte.

En la reunión los diplomáticos dominicanos se hicieron acompañar del Ministro de Defensa Teniente General Carlos Luciano Díaz Morfa, ERD., y el Comandante General del Ejército, Mayor General Julio Ernesto Florián Pérez, ERD., entre otras autoridades militares y civiles de ambas naciones, incluyendo la gobernadora de la provincia Independencia Mercedes Novas. Se trató además, la necesidad de resolver la reubicación de habitantes de la zona, en beneficio de las relaciones comerciales y garantizar la seguridad en la zona fronteriza.

El Director de Planes y Operaciones del Estado Mayor Conjunto del MIDE (J-3), General de Brigada Santo Domingo Guerrero Clase, ERD., informó que las pirámides señaladas cuentan con una boya en superficie, colocadas como evidencia de su ubicación, con el apoyo de la Armada de República Dominicana. La última crecida considerable de estos lagos fue en el año 1911 y se estima la recurrencia del evento, cada 100 años.

 Durante un recorrido por la verja perimetral en la zona de Malpassé, los funcionarios conversaron -además- sobre la necesidad de controlar y mejorar los procesos de recaudación aduanal, así como prevenir el contrabando de mercancías y el trasiego de carbón vegetal, práctica que a menudo enfrentan fuerzas militares dominicanas.

Otro tema abordado por los funcionarios, es que ocho (8) furgones haitianos que permanecen en territorio dominicano, de llegarse a un acuerdo, inmediatamente serían trasladados a territorio haitiano. La última vez que una comisión mixta binacional se reunió para la formalización de un inventario de las pirámides en la zona, fue en el año 2002. De allí en lo sucesivo, sus representantes llegaron a sesionar en varias ocasiones para tratar temas de seguridad, comercio y migración entre otros.

En el encuentro estuvieron presentes, por cancillería dominicana Rafael Taveras, Director de Frontera y Límites; Héctor Sucre Félix, Asesor en Asuntos Haitianos; Anselmo Muñíz, Director de Analisis y Estudios Estratégicos, y el Embajador dominicano William Páez Piantini, asesor técnico de la comisión mixta bilateral.

Publicar un comentario

0 Comentarios