Agencias ONU: 15% de hogares encuestados ha tenido signos de depresión o ansiedad


En el marco del Día Mundial de la Salud Mental, agencias de la ONU presentan nuevos datos sobre esta rama, recolectados a través de la segunda encuesta Red Actúa sobre la afectación social y económica que se ha desarrollado por la pandemia de COVID-19 en la población. Para este estudio, se han entrevistado más de 5 mil jefes y jefas de hogares en toda República Dominicana.

 

Salud mental en tiempos de COVID-19

Un 15.4% de los hogares encuestados indicó que ha presentado señales de depresión y/o ansiedad en el período de la cuarentena, un 6.9% dijo que ha sufrido tensiones en el hogar y un 3.1% ha excedido el consumo de alcohol.

 

Además, el 83.0% de los hogares encuestados confirma que le inquieta que algún integrante de su hogar se enferme de coronavirus, y a un 57.5% le preocupa no poder recibir atención médica si algún integrante llega a padecer COVID-19. Por otra parte, el 63.5% del total de hogares percibe tener riesgo alto o medio de contraer el virus en el siguiente mes, un 26.9% percibe que su riesgo de contagio es bajo y el 7.0% afirma no tener riesgo de enfermarse. El resto de los hogares (2.6%) indica que no sabe cuál es el riesgo de enfermarse.

 

Este 10 de octubre se conmemoró el Día Mundial de la Salud Mental, y durante todo este mes se estarán realizando actividades con el objetivo de llamar la atención sobre la importancia de cuidar la salud mental. Este año, este día se está dedicando a reconocer las repercusiones de la pandemia en el bienestar mental de las personas, así como a resaltar la importancia de aunar esfuerzos para lograr el acceso universal a buenos servicios de salud mental como parte fundamental de la recuperación a la crisis.

 

Condiciones de salud y acceso a servicios médicos en tiempos de COVID-19

Entre los principales hallazgos encontrados en la segunda fase del levantamiento de informaciones sobre salud, se destaca que, entre los 5,713 hogares encuestados, el 45.3% señaló tener una persona que padece de alguna enfermedad crónica (cáncer, diabetes, problemas cardíacos, presión arterial, problemas respiratorios, entre otros) y un 27.5% indicó no haber podido acceder a servicios médicos regulares. A su vez, se indica que un 8.9% de los hogares tiene al menos una persona con discapacidad.

 

De igual manera, los hogares encuestados expresaron tener preocupación por el acceso a servicios médicos, en especial para personas en condiciones de vulnerabilidad, recalcándose

 

que el 31.7% de las personas de los hogares con algún miembro con discapacidad, no ha contado con acceso a medicamentos, terapias, personal de apoyo o dispositivos.

 

Se resalta que el 21.9% adultos mayores no ha tenido acceso a medicamentos o tratamientos médicos regulares; mientras que el 11.9% de niños y niñas menores de 5 años no ha tenido acceso a vacunas.

 

En materia de salud sexual y reproductiva, el 12.3% de las mujeres embazadas no accedieron a los controles médicos regulares durante la pandemia.

 

Además, en el caso de los hogares donde había (al menos) una persona migrante, el 26.8% no tuvo acceso a servicios médicos regulares.

 

Alimentación y nutrición

Respecto a la alimentación y nutrición, un 76.7% manifestó tener inquietudes por no tener suficientes alimentos para el hogar, y un 37.3% reportó haber tenido que reducir la cantidad de comida servida por día. Sin embargo, el 26.8% dice que ha reducido el número de comidas por día y el 3.7% ha pasado algún día sin comer. Asimismo, alrededor del 85% perciben un aumento de precio de los alimentos.

 

Salud y VIH

Otro punto es que el 89.3% de las personas que viven con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) añadió estar en tratamiento antirretroviral, de estas el 16.0% compartió que no ha podido seguir accediendo a los antirretrovirales durante el período de cuarentena.

 

Sobre la encuesta

La encuesta SEIA-Red Actúa es parte del apoyo del Sistema de las Naciones Unidas al Gobierno dominicano, en el contexto del marco de la ONU para la Respuesta Socioeconómica Inmediata a la COVID-19. Su implementación se lleva a cabo bajo el liderazgo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la participación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), junto a una red de 28 organizaciones no gubernamentales y el Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN).

 

Estas indagaciones serán realizadas de forma periódica a través de la “Red Actúa”, a fin de entender las consecuencias sociales y económicas de la crisis sobre los grupos más frágiles, analizar los cambios y tendencias que se producen según avanza la pandemia, así como utilizar la información obtenida a partir de las encuestas para informar decisiones de política pública y lograr un impacto en las comunidades a través de las organizaciones que forman parte de la red.

 

(*) La encuesta fue traducida a creole para alcanzar a hogares con personas inmigrantes, especialmente en las zonas fronterizas.


Publicar un comentario

0 Comentarios