Amable se despide con agradecimiento de sus compañeros senadores y personal administrativo


Joselito Peña y  Pablo Matos
pablo.matos 54@yahoo.com

Amable Aristy Castro se despide de la Camara de Senadores agradeciendo a Dios y a la Virgen de La Altagracia y luego  a todos sus compañeros  y personal administrativo en una comunicación amable deja expresado  con palabras de agradecimiento y exhortación todo los años que paso allí como senador, A continuación el texto de la carta con que se despide el hombre duro de Higuey.   

Expreso ante Ustedes, por medio de estas palabras que brotan de lo más hondo de mi alma, mi sincero y eterno agradecimiento a Dios y a la Virgen de La Altagracia, por el privilegio de haberme permitido compartir durante varios años. 

Me despido de este sagrado recinto que ha servido siempre a los mejores intereses de la patria brindando siempre seguridad y orden y aun en las más difíciles circunstancias, manteniendo la unidad de sus puertas y evitando en todo momento la quiebra de los sueños de los padres de la patria, para que siempre fluyan, aun en medio de las ideas más diversas el interés supremo de la patria. 

Ofrezco a todos, Senadores y personal administrativo mi sincera gratitud, que es una virtud que no sólo fortalece nuestras vidas, sino que nos ofrece sobre todo la oportunidad de reconocer el esfuerzo de los demás y observar con mayor amplitud la grandeza que tienen nuestros semejantes, su amor y sacrificio, al tiempo de permitirnos, con mayor libertad, asumir nuevas y mejores perspectivas. 

Atravesamos recientemente un proceso electoral, que con justa razón ha sido considerado por el mundo, como verdaderamente ejemplar. 

Todos los presentes, hemos participado en largas y en ocasiones terribles jornadas electorales, y sabemos por experiencia vivida, que un proceso electoral, se asemeja a una batalla, y ésta,sin importar los resultados, debe constituir en cada uno de nosotros un motivo de esperanza sobre todo, como es el caso de la pasada contienda electoral, que siempre fuimos guiados por los más nobles propósitos, ilusiones y metas. 

Felicitamos a todos los dominicanos que resultaron escogidos con el voto mayoritario y para ellos deseamos el cumplimiento de todas sus metas,pues tenemos la seguridad las mismas están dirigidas a favorecer los más sagrados y legítimos intereses de nuestra patria. En esta noble labor, en toda hora y circunstancia, pueden contar con mi humilde pero siempre sincera colaboración y experiencia. 

Quiero expresar de una manera especial mi gratitud a todos mis compañeros Senadores, por la tolerancia, solidaridad y sacrificio que siempre me ha brindado. De Ustedes me siento particularmente orgulloso, y ofrezco públicamente este testimonio de respeto y admiración gravado eternamente en las fibras más íntimas de mi corazón. 

Publicar un comentario

0 Comentarios