Concepción Alcántara asegura ser maestra es una de las principales acciones que ayudan a transformar la sociedad

SAN CRISTÓBAL, HAINA. - “Cuando estoy en las aulas me siento feliz. Me encanta ver a los estudiantes todos los días. Es inspirador ver lo rápido que pueden progresar y lograr lo que realmente, uno como maestro espera. Esto es realmente emocionante”, así se expresa la docente Concepción Alcántara, quien desde niña quiso dedicar su vida a educar.

Para Concepción, maestra destacada de la escuela Primaria El Carril, del Distrito Educativo 04-06 en Haina, enseñar es muy gratificante. Dice que el esfuerzo de sus estudiantes es su propio esfuerzo y que cuando ellos alcanzan sus objetivos, es cuando ella realmente obtiene su recompensa, ya que eso le hace sentir la enorme satisfacción del deber cumplido.

Nacida en el municipio Palenque de San Cristóbal, la maestra Concepción, a quien sus alumnos y allegados le llaman Purita, realizó sus estudios de magisterio en el Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña, Recinto Félix Evaristo Mejía, titulándose en Educación Básica, lo que pudo obtener con gran esfuerzo e interés venciendo todos los obstáculos hasta lograrlo, por lo que, en el Mes del Maestro, el Ministerio de Educación cuenta su historia.

Durante 17 años de vida dedicada a la docencia, su primer trabajo como profesora lo realizó en la Escuela Sabaneta para Adultos, pero su mayor trayectoria ha sido desempeñada en la Escuela Primaria El Carril.

Casada y madre de tres hijos, Alcántara ha recibido el reconocimiento de alumnos, colegas, padres, madres, tutores  y amigos de la escuela por su entrega y dedicación, pero, sobre todo, por el amor que profesa hacia los alumnos, dentro y fuera del plantel.


La profesora considera que la educación constituye uno de los pilares fundamentales de la sociedad, asegurando que es la única de las acciones del hombre que permiten, no solo conocer el mundo, sino transformarlo.

“La vocación es una de las motivaciones más importantes para dedicarse a la docencia, sin ella no vale la pena consagrarse a esta maravillosa carrera que te brinda la posibilidad de transferir conocimientos y verlos hacerse realidad. Tener capacidad de influir positivamente en la vida de los estudiantes es uno de los principales motores y objetivos que debemos tener los profesionales de la educación”, expresa Concepción.

La docente aconseja a quienes están considerando ser maestros, a prepararse, ser empáticos y no desistir, porque el esfuerzo y la dedicación valen la pena. “Lean y actualícense para enseñar y mejorar su docencia. Planeen sus clases, diseñen actividades, preparen material didáctico y retroalimenten a los estudiantes de manera oportuna”.

Publicar un comentario

0 Comentarios