Médicos desconectan máquina que mantiene vivo Tony Fernández; Familia esperando un milagro

Por Alexander Gómez Collado
Prensa@licey.com
SANTO DOMINGO (Licey.com),-Este jueves los médicos del Cleveland Clinic desconectaron al legendario pelotero Tony Fernández de la máquina de “Life Support”, la cual lo mantiene con vida desde la semana pasada
La familia solo está esperando que Dios haga el milagro, según reporto el periodista Félix Jerez desde Weston, Florida.
Jasmine Fernández, hija del ex jugador los Yankees de Nueva York, Indios de Cleveland, Mets de New York y  Blue Jays de Toronto, dijo que su padre sigue en condición crítica, pero “estable” dentro de su gravedad.
“Mi padre es un hombre fuerte, y yo sé que él está luchando por vivir contra la insuficiencia renal que lo viene afectando desde hace varios años”, dijo Jasmine Fernández, estudiante de término de Medicina de la Universidad de UNIBE de Santo Domingo.
“En nombre de mi familia pedimos que continúen con sus oraciones que es lo que más puede ayudarnos ahora”, dijo  Jasmine, la hija menor (23) de Tony Fernández, quien es atendido por un equipo de especialistas encabezado por el doctor Cedric Sheffield, del Cleveland Clinic.
El doctor Cedric estableció que Tony Fernández ha resistido a tantas complicaciones médicas debido a su cuerpo atlético. “Las próximas horas son cruciales en la vida de mi padre”, dijo Jasmine.
Según una fuente muy cercana a la familia nos dice que Tony ya abrió los ojos y ha experimentado una ligera mejoría aunque sigue en cuidados intensivos.
Tony Fernández sufre de enfermedad renal poliquística, que es un trastorno hereditario en el que grupos de quistes atacan los riñones y, con el tiempo, los vuelven ineficaces. Fernández fue hospitalizado en 2017 y apenas podía hablar debido a la enfermedad, sin embargo, su pronóstico mejoró drásticamente y fue dado de alta después de una estadía de una semana.
Fernández se encuentra nuevamente en una batalla contra la enfermedad mientras intenta evitar las garras del desorden que amenaza la vida. Una vez que las noticias llegaron a las redes sociales , un torrente de oraciones y buenos deseos de ex compañeros de equipo y fanáticos superó a Twitter y otras plataformas de medios.
Imrad Hallim, director y cofundador de la Fundación Tony Fernández, confirmó a The Canadian Press que Fernández recientemente desarrolló neumonía y fue puesto en coma inducido en un esfuerzo por estabilizarlo.
El sitio web de la Clínica Mayo describe eso como un trastorno hereditario en el que los grupos de quistes hacen que los riñones se agranden y pierdan su función con el tiempo.
Hallim dijo que el cinco veces seleccionado al Juego de Estrellas  ha estado en una lista de espera para un nuevo riñón y ha estado en diálisis durante “muchos años”.
El nativo de San Pedro de Macorís, es posiblemente el mejor campocorto en la historia de la franquicia de los Blue Jays. El jugador de 57 años fue consagrado en el Nivel de Excelencia en el Rogers Center y también fue incluido en el Salón de la Fama del Béisbol de Canadá en 2008.
Hizo su debut en la MLB con los Jays en 1983 ganando el primero de cuatro Guantes de Oro consecutivos en 1986. Él junto con Fred McGriff fue cambiado a los Padres de San Diego en la temporada  1990 a cambio de Roberto Alomar y Joe Carter. La transacción sigue siendo como el mayor intercambio en la historia de Blue Jays.
Los Jays volverían a adquirir a Fernández en el verano de 1993 de los Mets de Nueva York por  el jardinero Darrin Jackson. Fernández disfrutaría de un campeonato de la Serie Mundial con los BJays antes de firmar con los Rojos como agente libre.
El dominicano  aterrizaría en Toronto por tercera vez como agente libre al final de la temporada de 1997. Pasaría otras dos temporadas con los Blue Jays antes de llevar su talento a Milwaukee.
De manera adecuada, Fernández regresaría a Canadá por cuarta vez, terminando su carrera de 17 años como miembro de los Blue Jays en 2001. El campocorto tiene promedios de  .288 / .347 / .399 con 246 bases robadas y una 45.3 WAR sobre 2158 juegos de MLB.
Fernández encabeza la lista de por vida del equipo de Toronto en hits (1,583), sencillos (1,160), triples (72) y juegos jugados (1,450). También es quinto en promedio de bateo (.297), cuarto en bases robadas (172) y quinto en carreras anotadas (704).
Su ex compañero de equipo de los Azulejos, Jesse Barfield, ofreció una actualización a través de un mensaje de texto de Juan Guzmán sobre el estado de Fernandez el sábado por la mañana a través de Twitter.
Firmado para el béisbol profesional por el “súper escucha” Epifanio Guerrero, Antonio (Tony) Fernández ganó el título de bateo de la LIDOM con promedio de .364, por pegar 67 imparables en 184 turnos. Redondeó una gran campaña ese 1985-86 al anotar 28 carreras, impulsar 19 y robar 24 bases.
Fue campeón con el Licey en las estaciones 1982-83 y 1984-85. Este último año también se coronó en la Serie del Caribe en Mazatlán, Mexico. En la final criolla de 1984-85 fue co-líder en hits (8), dobles (4) y triples (1).
Aquí esperamos con pensamientos y oraciones en la Familia del Licey  que Fernández pueda una vez más superar su batalla renal. ¡Que te mejores, Tony, todos rezamos por ti en el país del mundo que está en la misma trayectoria del sol!

Publicar un comentario

0 Comentarios