Irán invita ahora a Boeing a participar en una investigación sobre el avión siniestrado en el país - Armario de Noticias

Irán invita ahora a Boeing a participar en una investigación sobre el avión siniestrado en el país

Los medios estatales iraníes han asegurado este viernes que las autoridades del país han invitado a la compañía estadounidense Boeing a participar en una investigación internacional sobre uno de sus aviones, utilizado por Ucrania, siniestrado cerca de Teherán el pasado miércoles, una posibilidad que en un principio rechazaron.
En las mismas horas del accidente, este país había lanzado un ataque con misiles contra bases militares utilizadas por estadounidenses en Irak. En el siniestro del aparato murieron 176 personas.
Irán también negó ser responsable de derribar con misiles el avión siquiera por error, una tesis indicada como plausible por autoridades occidentales. Entre los países que mantienen esta posibilidad, están Estados Unidos, Canadá (país de procedencia de varios de los pasajeros a bordo del avión), Reino Unido y Australia.
Un video verificado por el diario The New York Times, y posteriormente también por NBC News, parece mostrar el momento preciso en el que el avión, que acababa de despegar del aeropuerto de Teherán fue impactado por un misil iraní y dejó de transmitir su señal antes de estrellarse el pasado miércoles.
El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, aseguró este jueves que el hecho de que un misil haya golpeado al avión "puede que haya sido involuntario". El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que tenía sus sospechas de que Irán pudiese haber derribado al avión con uno de sus misiles. “No quiero decirlo, porque otra gente también tiene esas sospechas… Alguien pudo haber cometido un error en el otro lado”, afirmó.
Las autoridades británicas invitaron a sus ciudadanos a evitar vuelos con destino a Irán, así como dentro de ese país o programados para salir de él. “Si están allí, revisen sus opciones de salida y consideren la posibilidad de marcharse”, reza el mensaje difundido por el Gobierno.
Irán, que dice que el avión sufrió un incendio antes de estrellarse y niega que el piloto haya pedido ayuda previamente a ello, invitó a sumarse al comité de investigación sobre el siniestro no solo a Boeing, sino también a Ucrania, en calidad de país propietario del aparato y emisor de la calificación del mismo, y a Francia, por ser constructor de parte de él, asegura la agencia de información estatal IRNA. También invitó a sumarse a expertos de países que perdieron a alguno de sus ciudadanos en el accidente.
El portavoz del Gobierno iraní Ali Rabiei dijo que un representante ucraniano ya está en Irán e invitó a representantes de Boeing a acudir también al país. El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dijo que una investigación está en curso y solicitó a los países que sostienen que el avión fue derribado que compartan información. Canadá confirmó el envío de representantes a Irán.
Teherán había rechazado en un principio que Boeing formara parte de las pesquisas, como es habitual en estos casos. Esta empresa estadounidense mantiene importantes lazos con el Departamento de Defensa.
Irán sí invitó a la agencia de investigación de accidentes de Estados Unidos a participar en la investigación. La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte dijo el jueves por la noche que "evaluaría su nivel de participación", pero su papel podría verse limitado por las actuales sanciones de Estados Unidos contra Irán.
Las autoridades de Washington manifestaron temores a permitir que alguno de sus ciudadanos viaje a Irán debido a las tensiones que envuelven las relaciones entre las dos naciones.
El jefe de la Organización de la Aviación Civil iraní, Ali Abedzadeh, ha dicho este viernes que el país va a intentar descargar la información contenida en las cajas negras recuperadas en el avión siniestrado y puede pedir ayuda a otros países si no lo consigue.
La investigación sobre este accidente podría durar entre uno y dos años, según indicó. Tensiones Teherán-Washington
Este ambiente tenso se registra en particular después de que Estados Unidos asesinara en un ataque la semana pasada al poderoso general iraní Qassem Soleimani. Trump dijo que este militar era responsable de varios actos violentos contra Estados Unidos y planeaba otros. Irán prometió venganza.
Teherán disparó el pasado martes por la noche en respuesta cohetes contra bases utilizadas por Estados Unidos, sin ocasionar en principio víctimas mortales. Después de este ataque, el clima de hostilidad entre ambas potencias pareció atenuarse.
Irán niega tajantemente haber derribado el avión ucraniano, y achaca esta acusación a una operación “psicológica” de Estados Unidos. “Es una mentira, y nadie se va a hacer responsable de una mentira”, reza el comunicado difundido por IRNA.
Las autoridades iraníes habían achacado en un principio lo ocurrido a un fallo mecánico. El aparato tenía tres años y medio de antigüedad. La aerolínea International Airlines of Ukraine, propietaria del aparato, ha asegurado: “Era uno de nuestros mejores aviones”, dijo, “dada la experiencia de la tripulación, la probabilidad de error es mínima, ni siquiera consideramos esa posibilidad”.
Editado por Francesco Rodella con información de AP y NBC.

No hay comentarios.

Imágenes del tema de RBFried. Con tecnología de Blogger.