En demanda de libertad de sacerdote, familiares, religiosos y amigos mantienen vigilia en parque e iglesia de SC


Por José Thomas

San Cristóbal. La madre, religiosos y amigos del sacerdote Eleycer Vivas Ortíz, quien cumplió más de tres meses en la cárcel de Najayo, acusado de supuestamente abusar de una menor de edad, pidieron a la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y al presidente de la Pastoral Penitenciaria, fray Arístides Richardson, su intervención para que en el Juzgado de Instrucción de este distrito municipal pongan en libertad al detenido ya que no existe peligro de fuga y se comprobará que es una acusación falsa.

La señora Gloria Ortiz explicó que además entregó a Víctor Masalles, obispo de la Diócesis Baní-San Cristóbal, un historial de su hijo donde se demuestra que sería incapaz de cometer un hecho de la magnitud del que lo involucran. “Estoy desesperada a tal punto que necesito la intervención del más alto tribunal del país y del presidente Danilo Medina para que me ayuden a devolverle la libertad a mi hijo para que pueda organizar mejor su defensa y demostrar que es inocente”, dijo.

Ortiz, quien viajó desde Colombia a República Dominicana, criticó que la causa haya sido reenviada por quinta vez por la magistrada Rosa Mateo ahora para el 23 de este mes cuando todos esperaban que le variaría la medida de coerción por presentación periódica en vista de que no existen evidencias de prueben la acusación.

En similares términos se había pronunciado el cura párroco de la Iglesia Nuestra Señora de la Consolación, de San Cristóbal, Juan José Zaro, durante una homilía por el Día del Poder Judicial, donde dijo estar convencido de la inocencia del padre Eleycer Vivas Ortíz por lo que también pidió su libertad y explicó que la Iglesia se constituye en garante económica para que el jueces del Juzgado de Instrucción varíen la medida de coerción al religioso.

La vigilia inició hace quince días con encendido de velas todas las noches frente a la iglesia Nuestra Señora de la Consolación y en el Parque de los Vagos a la que asisten decenas de religiosos de diferentes barrios y sectores de esta comunidad, de igual manera personalidades de la provincia como empresarios, comerciantes y profesionales de las diferentes disciplinas que se solidarizan con el padre Eleycer Vivas Ortíz.

Entre los asistentes a las vigilias con encendido de velas tanto en el parque como en la iglesia hay representantes del voluntariado católico como Altagracia Ravelo (Doña Tati), Greysi García, Anny Roy, Altagracia Brito, Rosa Franco, Emilio Antonio Durán, Ana Milca Sánchez y Francisco Medrano, quienes afirmaron que este tipo de actividad continuarán hasta que las autoridades judiciales de San Cristóbal liberen al sacerdote.

Publicar un comentario

0 Comentarios