jueves, 24 de noviembre de 2016

Identifican a empresa Mejía Alcalá como la principal importadora y distribuidora de la leche al granel

El presidente de la Asociación de Comerciantes Mayoristas de Santo Domingo, Julián Antonio Parra identificó a la empresa Mejía Alcalá, como la principal importadora y distribuidora de la leche en polvo a granel no apta para el consumo que se está comercializándose en el país.

Consideró que el Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) junto a los Ministerios de Salud, Industria y Comercio y la Dirección General de Aduanas, debería proceder a incautar ese producto porque representa un atentado a la salud de la población, principalmente de la niñez.

Parra denunció que la referida empresa  es la principal suplidora de  ese tipo de leche en fundas de 50 libras  que luego es vendido por los detallistas en envases de una libra y que ahora está siendo decomisada por Pro Consumidor.

El dirigente comercial aclaró que no se opone se incaute la leche a granel y cualquier otro producto que se compruebe no es apto para el consumo, pero entiende que para erradicar esa práctica perjudicial para la salud y la economía de los consumidores, se debería actuar contra grandes importadores del producto y detener su importación a través de Aduanas.

Indicó que muchos miembros de la Asociación de Comerciantes de Santo Domingo se les ha incautado partidas del producto que compraron a Mejía Alcalá, con lo que han tenido pérdidas económicas considerables al tratarse de un alimento caro.

Insistió en que las autoridades competentes deberían establecer mecanismos para evitar se siga importando ese producto dañino a la salud de los consumidores, y que también procedan al decomiso de grandes lotes del producto que mantiene almacenado la referida empresa.

¨ No es justo que se permita la venta de ese producto no apto para el consumo, pero también el que Pro Consumidor  se limite a decomisar la leche en polvo a granel que compraron los comerciantes detallistas y no proceder contra la empresa suplidora que mantiene grandes lotes en almacenes ¨, aseguró Parra.

Sostuvo que mientras se realizan operativos de incautaciones de esa leche en polvo a granel, camiones cargados del producto se les ve salir de dichos almacenes como si nada estuviese pasando.

Insistió en señalar que lo procedente es que las autoridades correspondientes procedan a incautar y retirar del mercado todo ese tipo de leche perjudicial para la salud y la economía de los consumidores y del comercio detallista.

El principal dirigente de la Asociación de Comerciantes Mayoristas de Santo Domingo exhortó a su membresía a que se abstenga de comprar y vender dicha leche, lo que hace extensivo a la población en general para que se abstenga de consumirla.

Recientemente la Dirección General de Pro Consumidor informó que decomisó grandes cantidades de leche en polvo a granel  en distintos comercios del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, y al ser analizada se comprobó no era apto para el consumo.

Esa medida ha concitado el respaldo de representantes de distintas entidades, incluyendo comerciales que entienden las autoridades no deberían permitir se importe y comercialice ese tipo de alimento dañino a la salud.

El  presidente  de la Asociación Dominicana de Productores de Leche (Aproleche)  Erick Rivero y  el  vicepresidente ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios de República Dominicana, exigieron a las autoridades competentes establecer mecanismos para evitar se siga importando y comercializando leche en polvo al granel no apta para el consumo.

Aunque  dijeron   valorar los decomisos del producto que ha estado haciendo el Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumiro ( Pro Consumidor),  coincidieron en que es necesario que la Dirección General de Aduanas y los ministerios de Salud y Agricultura intervengan para que no permite la entrada al país compuestos y derivados de leche que atentan contra la salud de la población, principalmente la infantil que es la más dependiente de ese alimento.

Erick Rivero considera que la venta de dicho subproducto  constituye una estafa, un atentado a la salud de los consumidores y un daño a los productores de leche del país, por lo que entiende las autoridades competentes deben frenar esa actividad ilegal.

No obstante, valoró los decomisos  de leche en polvo a granel que ha estado realizando Pro Consumidor en establecimientos comerciales y cuyo producto tras ser analizado se ha establecido que no es apto para el consumo.

De su lado, Ricardo Rosario, vicepresidente de Fenacerd aunque respalda el accionar de Pro Consumidor, considera que se debe identificar el tipo de leche en polvo a granel que se está vendiendo y las empresas que la importa, para evitar se perjudiquen  aquellas que operan con la debida responsabilidad y apego a las normas sanitarias requeridas.

Precisó en un comunicado que “las muestras fueron enviadas a laboratorios y como resultado tenemos a bien presentar que las muestras analizadas hasta el momento no cumplen con los parámetros establecidos tanto por el CODEX Alimentarius, como por las Normativas Nacionales para estos productos, las cuales establecen los límites mínimos para que un producto se considere como leche”.

La Dirección de Pro Consumidor hizo un llamado a la población dominicana de abstenerse de comprar este tipo de producto y a la vez estamos buscando alternativas que permitan satisfacer las necesidades nutricionales en términos de los hábitos alimenticios y una oferta de leche a nivel nacional.