martes, 26 de julio de 2016

Primera Dama: La verdadera medida del tiempo se llama esperanza”. Al dirigirse a los presos de la Victoria

La primera dama de la República, Cándida Montilla de Medina, puso en operación el Centro Nacional de Atención Sicosocial a los Internos (CENASI), en el municipio de La Victoria, con el propósito de contribuir a la reinserción social positiva de los privados de libertad.
El nuevo centro persigue mantener viva la esperanza entre los internos y sus propios familiares de que podrán retornar a sus vidas, tras haber cumplido las condenas impuestas por el daño que hayan infligido a la sociedad,  expresó Montilla de Medina, al pronunciar las palabras centrales del acto.
Tres aristas de la situación
Consideró que la situación carcelaria es uno de los dilemas más neurálgicos en la sociedad, debido a que posee muchas aristas o lados para el análisis y la atención.
Citó entre las partes, a la persona misma privada de libertad; las condiciones en la que ésta vive cada día su reclusión; y a la sociedad misma, “con su carga de dolor por el delito del que ha sido víctima de parte de uno de sus propios miembros”.
“El delito crea siempre un pozo de amargura en el alma de las sociedades, no importa su nivel de desarrollo espiritual y cultural”, expuso la Primera Dama de la República.
“Y esta amargura hace que se olvide con facilidad que la persona infractora es producto de los muchos desequilibrios que la propia sociedad crea”, precisó.
Rehabilitación y reinserción
Montilla de Medina estima que República Dominicana ha avanzado a pasos agigantados con el nuevo modelo de gestión penitenciaria, pero todavía queda mucho por hacer.
“El CENASI abre sus puertas para contribuir no solo con la rehabilitación psicosocial de la persona privada de libertad, sino también con el combate a los recelos que la marginan cuando esta cumple condena”.
Explicó que el rechazo y la marginación a las personas que han delinquido constituyen una doble condena, porque niegan a la persona esa segunda oportunidad que todos los seres merecen y necesitan para enmendar los errores.
Refirió estudios que establecen que es mayor la posibilidad de reincidencia en la comisión de delitos de quienes no encuentran oportunidades sociales al salir de las cárceles y tienen el sentimiento de que ya no tienen un lugar de respeto en el mundo.
Formación para los internos
“El CENASI quiere contribuir a cambiar esta dolorosa realidad, trabajando con los internos, a quienes les brindaremos consejería y apoyo psicológico y conductual para prevenir la reincidencia en conductas negativas.
En colaboración con las Escuelas Vocacionales de las Fuerzas Armadas y el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP),  el CENASI, del Despacho de la Primera Dama, también posibilitará la actualización en los oficios desarrollados por los internos antes o en la formación de su elección cuando no tenga uno anterior.
Familias afectivas       
El CENASI trabajará también con las familias de los beneficiarios del proceso, para restituir los lazos afectivos que, por lo general, se rompen debido al tiempo, a veces prolongado, de la reclusión.
“Todos estamos de acuerdo en reconocer que la reclusión es una dura experiencia con consecuencias muy diversas. Desde el CENASI trataremos de que los beneficiarios del programa la asimilen para convertirla en energía para una vida mejor”, manifestó Montilla de Medina.
Recordó palabras de fe y aliento del papa Francisco a un grupo de internos que le enviaron una carta, a los que dijo: “Ustedes viven una experiencia en la que el tiempo parece que esté parado, parece que no termina nunca. Pero la verdadera medida del tiempo no es la del reloj.

La verdadera medida del tiempo se llama esperanza”.
El CENASI
El centro proyecta, en principio, brindar atenciones sicosociales cada mes a unos dos mil internos de la cárcel de La Victoria y familiares, con el objetivo de trabajar en forma integral para la adecuada reinserción.
Es el resultado del trabajo conjunto del Despacho de la Primera Dama, el Ministerio Público, en la persona del Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito; la Dirección General de Prisiones y su titular, Tomás Holguín de la Paz; y  el Ministerio de Obras Públicas, dirigido por Gonzalo Castillo.
Cuenta con cuatro módulos de atención a cargo de profesionales de la conducta, que brindarán sus servicios de lunes a viernes en horario de 8 de la mañana a cuatro de la tarde.
El centro estará coordinado por la comunicadora y psicóloga Zoila Luna, quien figuró en la mesa principal del acto, junto a la Primera Dama Cándida Montilla de Medina, así como autoridades de los Ministerios Público y de Obras Públicas, así como provinciales, municipales, eclesiásticas y legislativas.
La entrega de este centro, en la Penitenciaría de La Victoria, constituyó un acto emotivo, en el que internos que serán beneficiados agradecieron a Montilla de Medina la iniciativa de ayudarlos en sus propósitos de volver a la sociedad con una visión nueva para el desarrollo propio y el de sus familias.
Publicar un comentario