viernes, 27 de mayo de 2016

UASD recuerda a Narcisazo tras 22 años de su desaparición

La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)  depositó este miércoles  una ofrenda floral en el busto erigido en esa casa de altos estudios  a la memoria  del profesor Narciso González (Narcisazo), para conmemorar el 22 aniversario de su  desaparición física, ocurrida el 26 de mayo del 1994. 

El vicerrector de  Extensión, maestro Rafael Nino Féliz,  pronunció las palabras centrales del acto, en nombre del rector, doctor Iván Grullón Fernández; y exigió a las autoridades del Estado Dominicano realizar una investigación profunda sobre este caso. 

Asimismo, el alto funcionario académico lamentó que ningún gobierno haya sido capaz de  aclarar este lamentable hecho que hace ya más de dos décadas conmovió la conciencia nacional y del cual la familia de Narcisazo, la UASD y el país reclaman una respuesta satisfactoria.

De su lado, el coordinador de la Comisión de la Verdad, agrimensor Mario Suriel, pidió al presidente Danilo Medina que reciba en el Palacio Nacional a los integrantes de esa delegación, porque tienen muchas cosas de que hablar.

Suriel deploró que las autoridades no hayan dado respuesta a este hecho aún teniendo a un testigo, quien sin miedo alguno ha narrado con pruebas en manos sobre cómo ocurrieron los hechos. 

El presidente del Frente Universitario de Trabajadores Narciso González, José Espinal Marcelo, indicó que esa organización continuará demandando  el establecimiento de los culpables de ese abominable hecho  y su castigo.

De igual modo, Espinal Marcelo  exhortó al Gobierno Dominicano a obedecer la ordenanza de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos que dispone restablecer las investigaciones que determinen quiénes secuestraron y desaparecieron a Narcisazo. 

En el acto estuvieron presentes, además, los decanos Ramón Rodríguez, de la  Facultad de Humanidades; Juan Tiburcio, de Artes; el Director General de Recursos Humanos, Maestro Francisco Terrero Galarza, junto a familiares y amigos del profesor Narciso González. 
Publicar un comentario