jueves, 17 de diciembre de 2015

No ha empezado a construirse y se vendió por 21 millones de dólares

Todavía faltan algunos meses para el inicio de las obras de construcción y hasta dos años para que el edificio sea declarado habitable, pero este rascacielos ya tiene algunos de sus apartamentos completamente vendidos.


Se trata del Ritz-Carlton Residences, Sunny Isles Beach, un condominio vertical que ha sido proyectado para su construcción en la playa del mismo nombre, al norte de Bal Harbour y de Miami Beach, con una altura de 52 pisos.
En el piso 51, con una envergadura de 7,735 pies cuadrados, un exquisito ático ha sido ya vendido por un valor de 21 millones de dólares.
De acuerdo con una nota reciente de The Wall Street Journal, que cita las palabras de Edgardo Defortuna, del Fortune International Group, uno de los desarrolladores del proyecto, este apartamento dispondrá de cinco habitaciones, seis baños y medio, una terraza con jardín y una piscina.
Este espacio de ensueño, que dispondrá de la vista más alta y panorámica de la ciudad de Miami y del océano Atlántico, cuenta además de cinco plazas de aparcamiento y ha sido adquirido por un exitoso empresario que piensa emplearla como su residencia.
Hasta el momento no ha trascendido el nombre del doblemente afortunado comprador.
Aunque el precio inicial era de 24,5 millones de dólares, finalmente la transacción de llevó a cabo por un valor de 21 millones. El apartamento del piso 52 todavía se encuentra disponible por la bicoca de 30 millones.
Según Katerina Brosda, presidenta de Brosda y Bentley Realtors, una empresa inmobiliaria especializada en la venta de bienes raíces de alta gama en Miami, “el mercado de condominios de lujo en Sunny Isles Beach está explotando con un flujo aparentemente interminable, proveniente de América del Sur y Europa, así como de inversores asiáticos y del este europeo, especialmente compradores chinos, sin olvidar a los inversores nacionales, por ejemplo, de Nueva York, quienes se están rindiendo ante la elegante isla de barrera coralina del norte de Miami Beach y están comprando propiedades de lujo frente al mar”.
El rascacielos del Ritz-Carlton Residences, Sunny Isles Beach dispondrá de 212 unidades, piscina general, restaurante e incluso estación de combustible para los residentes.
Publicar un comentario