lunes, 21 de diciembre de 2015

‘Chabelo’ se despide de sus cuates ‘En familia’

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Como lo hizo por 48 años, Chabelo, el amigo de todos los niños, abrió las últimas catafixias, reveló las espantosas equis, presentó a la interventora de Gobernación y se despidió del Foro 2 deTelevisa San Ángel.
“Gracias por llenar este estudio”, dijo Xavier López, Chabelo, en la última grabación del programa En familia con Chabeloque se transmitió este domingo.
“Porque cada vez que ustedes están aquí, yo puedo seguir haciendo lo que decidí hacer en mi vida. Cuando un hombre hace lo que le gusta toda su vida, es un hombre muy afortunado y yo lo soy, por eso les digo, muchas gracias”.
Algunos de los 500 "cuates y cuatitos" presentes en la grabación de este sábado dijeron a Notimex que el ambiente vivido al interior del Foro 2 fue de mucha tristeza y que al final Xavier López dio un mensaje de agradecimiento por el sonido local; sin embargo, ante las muestras de cariño salió para convivir con el público.
“Hubo un momento en que no pudo más y lloró, pero creo que todos estábamos emocionados”, dijo Rubí Flores, quien junto con su hija Laura Isabel acudieron a la grabación del sábado, en la que tuvieron la oportunidad de participar en un concurso.
El programa dio inicio el 26 de noviembre de 1967 y este domingo, con 2,459 emisiones, es la producción con mayor duración en la televisión mexicana.
Las tres horas de transmisión pasaron con los tradicionales concursos desde recorrer una escalera móvil mientras se entonaba “Silencio… que la gente está durmiendo…”; meter la mano en un bote para sacar una fichita que estaba acompañada de “tres espantosas equis”, elegir el lado izquierdo o derecho del pantaloncillo de Chabelo donde escondía dinero.
Los “amigos de provincia” y América también tuvieron su oportunidad con el señor Jorge Alberto Aguilera, quien fue por años la voz del programa. Incluso, también pasaron los concursantes a la temible catafixia que hasta en el último momento escondió regalos que podían mejorar o empeorar la suerte de los cuates.
Publicar un comentario