sábado, 7 de noviembre de 2015

Una pareja quiere casarse, aunque para la ley son padre e hijo

Ahora que el matrimonio homosexual en Estados Unidos es legal, dos hombres que llevan 43 años en pareja desean casarse. Por desgracia, se están enfrentando a un inmenso obstáculo: desde el punto de vista legal, son padre e hijo.
Cuando Nino Esposito (a la izquierda) de 78 años, y Drew Bosee, de 68 años, decidieron formalizar su relación en 2012 buscaron una alternativa para obtener los mismos derechos legales que se les otorga a las parejas heterosexuales, como por ejemplo, el derecho de visita al hospital en caso de emergencia. En aquel momento, en su estado, el matrimonio entre personas del mismo sexo era ilegal. “Nunca pensamos que íbamos a ser testigos de la aprobación del matrimonio gay en Pensilvania”, le comentó Bosee al New York Daily News. Así que la pareja decidió recurrir a la figura legal de la adopción, una táctica que algunas parejas homosexuales utilizaron para consolidar legalmente su relación antes de que el Tribunal Supremo declarara ilegal la prohibición del matrimonio homosexual en Pensilvania, en junio de este año. “Durante 43 años, ese fue el camino legal que nos permitió estar lo más cerca posible de ser una familia ante la ley”, comentó Bosee.
Publicar un comentario