jueves, 12 de noviembre de 2015

Adelgazar en equipo: una manera efectiva de estar en forma

  • Estudio confirma que comer en grupo ayuda a reducir porciones y a hidratarse mejor.
  • Especialistas recomiendan luchar contra la obesidad acompañado.
  • Compañeros de mesa le pueden ayudar a conocer nuevos alimentos.
Mientras en la red abundan miles de posibles dietas y a diario salen a la luz nuevos descubrimientos científicos sobre nutrición, muchas personas siguen en la lucha contra los kilos de más. Ahora los expertos e investigadores vuelven su mirada ya no a lo que llevamos a la mesa sino con quien vamos a comer cada día.
El Laboratorio de Comidas y Marcas de la Universidad Cornell, en Estados Unidos, detectó que es en el momento de sentarse a comer que muchas decisiones importantes se toman. Por ejemplo, se opta por porciones más grandes o cargadas en grasas cuando se está solo mientras que otros que van acompañados prefieren comidas más apegadas a sus necesidades nutricionales.
Investigadores de la Universidad de Chicago corroboran esos resultados e incluso reportan que los que van a la mesa acompañados están dispuestos a equilibrar sus porciones y descubren que ese sacrificio no es tan complicado pues no hay alimentos buenos o malos sino dietas mal balanceadas.
Los especialistas también detectan que por motivos de trabajo o de agendas apretadas muchos trabajadores optan por comer solos en sus despachos o cubículos. Eso propicia que coman más rápido o no se den la oportunidad de probar otros alimentos o de disfrutarlos en un ambiente más amigable y saludable.
La causa fundamental de la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas. El movimiento internacional “small plate.org” destaca la importancia de llevar a la mesa buenos aliados para “comer sano y rico” e incluso para optar por platos con porciones más pequeñas.
Recomendaciones para alcanzar ese objetivo:
  • Escoja a personas con las que comparte a diario y con las que puede externar sus objetivos, eso le permitirá recibir apoyo.
  • Comparta sus alimentos en la mesa.
  • Acepte algunos platos ricos en verduras y frutas.
  • Incorpore vegetales de una a ocho veces seguidas para adaptar su paladar a nuevos sabores.
  • Escoger bebidas que a todos les guste. Las gaseosas, los jugos, el café y el té. Además existe en el mercado una amplia oferta con diversas cantidades de calorías para que escoja según sus necesidades nutricionales. Eso les permitirá llenar la cuota de agua que necesita el cuerpo pues significan el 80% de los nutrientes del cuerpo.
Otros especialistas recomiendan considerar nuevos hábitos a la hora de comer en actividades especiales y buffets: si sirve la comida en su plato desde que la prepara en la cocina, reducirá la tentación de repetir porciones cuando se encuentre frente a los platillos en la mesa con los invitados. Si debe servirse de un buffet, trate de servirse sólo dos porciones a la vez; de esta manera comerá menos, aún cuando repita.
Cuando coma en casa, recuerde comer siempre en un mismo lugar, lejos de la televisión; así alejará los bocadillos entre comidas. Finalmente, antes de correr a la alacena o al refrigerador pregúntese si lo que realmente necesita es comer o controlar la ansiedad y el estrés. Esta simple pregunta le podría quitar un gran peso de encima.
Publicar un comentario