Articulo de opinión: La paciencia se agota...


POR ALBERTO QUEZADA


Los diferentes actores y tomadores de decisiones que conforman el actual sistema político, económico y social de la República Dominicana tienen dos grandes retos inmediatos que deben resolver.


El primero, darle respuesta inmediata al creciente e indetenible reclamo nacional de un amplio sector de los cotizantes en las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) para que se les entregue un adelanto del 30 por ciento de sus ahorros acumulados en sus cuentas de capitalización individual.

El segundo, concluir lo más pronto posible la modificación de arriba abajo de la Ley de la Seguridad Social (87-01) en sus tres componentes; salud, pensiones y riesgos laborales, para hacerla más justa para la mayoría.



Lo demás puede esperar, se arregla y consigue en el camino, estas dos demandas arriba señaladas son fundamentales resolverla ya, no se le debe dar larga, hacerlo sería prolongar la indignación e ira de un amplio segmento social que en cualquier momento podría estallar.


No es presión, no es chantaje señores, lo que se siente y se lee en las redes sociales y los medios comunicación tradicionales es la expresión de una ciudadanía que despertó por tanto abuso de parte de quienes se creen dueños y señores de este país.



El Gobierno, Congreso y los empresarios dominicanos, no pueden seguir jugando al tiempo y al cansancio de la población para resolver estos temas, la actual coyuntura no está para eso, esos colectivos que reclaman tienen altos niveles de conciencia social y política y eso es peligroso para ellos.


No es aconsejable que esos tomadores de decisiones continúen desarrollando estrategias de distracción mediática y política para entretenerlos, agotarlos; eso los irrita más y lo puede llevar a tomar el camino no deseado. El pueblo no es estúpido.

Es bueno que se sepa, que esos sectores que están pidiendo la materialización de las referidas demandas nada tienen que perder, excepto la paciencia. En cambio, los que se resisten sí que tienen mucho.

Es menester, pues, comprender que los que reclaman, los que padecen y sufren inequidad del actual sistema de cosas, están decididos y dispuestos a todo. Eso no lo deben ignorar los que gobiernan y mandan.

El autor es periodista y magíster en derecho y relaciones internacionales. Reside en Santo Domingo.


 Quezada. Alberto 218@gmail.com

Publicar un comentario

0 Comentarios