Armario de Noticias

La más variada información

Niños graduados de Mi Apellido es CAID emocionan con talentos en cuento, poesía, canto y teatro

Niños y niñas graduados de “Mi Apellido es CAID” demostraron sus habilidades en lectura de cuentos, declamaciones de poesías, interpretaciones de teatro y entonaciones de alabanzas cristianas, en medio de la alegría y aplausos de terapeutas y familiares.

En la sexta entrega del conmovedor encuentro que realiza el Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID), recinto Santo Domingo Oeste, donde en esta ocasión los niños desfilaron por el escenario para agradecer el apoyo del centro.

“El CAID es un regalo a Bryan”, expresó emocionado Bryan Solano, de 9 años, con la condición de autismo, previo a entonar una canción cristiana, en gratitud por lo vivido en el centro en compañía de sus familiares.

En esta oportunidad, veintiún niños y niñas alcanzaron los objetivos contemplados en su plan terapéutico, con lo que se eleva a cientos treinta y nueve el número de egresados desde que comenzó a funcionar este proyecto, iniciativa de la Primera Dama de la República, Cándida Montilla de Medina.

El salón de conferencias del CAID SDO, donde realizó la actividad, fue decorado con un camino de estrellas personalizadas, al estilo del paseo de la fama de Hollywood, con el nombre de cada niño y niña, las cuales posteriormente les fueron entregadas.

La conclusión de las terapias permite a los egresados incorporarse al entorno social que los rodea, junto a sus familias, con derechos y deberes, en el marco de las políticas públicas de inclusión social que impulsa el gobierno del presidente Danilo Medina.
El director del CAID SDO, doctor Moisés Taveras Ramírez, al encabezar la actividad junto a la encargada de Servicios de Salud, Rosángela Mendoza, explicó que el centro trabaja implicando a las familias y empoderándolas de técnicas y conocimientos para replicar las terapias en el hogar.


“Estoy muy feliz, me llevo del CAID un regalo de despedida, expresó visiblemente emocionado, el niño José Augusto Pons, de 10 años de edad, también con la condición de autismo.
Con tecnología de Blogger.