Armario de Noticias

La más variada información

Especialista venezolano advierte que la hipotermia tiene una alta mortalidad

SANTO DOMINGO.- Un especialista en anestesiología advirtió durante una conferencia que dictó en la entrega de guardia del Hospital Traumatológico Ney Arias Lora que la hipotermia tiene una muy alta tasa de mortalidad.

El doctor Juan Carlos Duarte, secretario de la Comisión de Educación de la Federación Mundial de Sociedades de Anestesiología, al tratar el tema sobre Hipotermia en el trauma, aseguró que en todos los sistemas del cuerpo, la hipotermia tiene efectos nocivos directamente proporcionales a la severidad de la disminución de la temperatura.

La conferencia organizada por la Sociedad Dominicana de Anestesiología y el Hospital Traumatológico Ney Arias Lora, fue dirigida a médicos y enfermeras, donde estuvieron presentes el director general  doctor Amaury García Silverio y la presidenta de la Sociedad Dominica de Anestesiología,  doctora Nurys Reyes.

 “Cuando hablamos de implicaciones de esa disminución de la temperatura, nos encontramos con un problema, y es que la mayor parte de los estudios que encontramos se basan en trabajos retrospectivos, no en estudios observacionales”, sostuvo el especialista venezolano Juan Carlos Duarte.

Explicó que la hipotermia causa efectos deletéreos en todos los sistemas del cuerpo y del organismo, no solo deprime el sensorio y causa anomalía de la coagulación, también impide el buen trabajo del sistema enzimático, razón por la cual los pacientes tienden a desarrollar coagulopatía, disminuye la función renal, causa arritmia y puede generar paros cardiacos.

Agregó que estudios recientesno han podido demostrar que la hipotermia se asocia a una mayor probabilidad de desarrollar una falla multiorgánica.

A su juicio, el principal inconveniente para tener la suficiente evidencia sobre la hipotermia es la falta de cultura entre el personal médico que dificulta la monitorización inicial de la temperatura.

Manejo correcto de la hipotermia

El también secretario de educación de la Confederación Internacional de Sociedades de Anestesiología, dijo que para contrarrestar la hipotermia debe siempre implementarse la prevención y tratamiento.

“Eso se puede hacer con métodos externos, internos, pasivos y activos, el más sencillo podría ser un calentamiento pasivo externo, que se le suele olvidar generalmente al personal prehospitalario y al intrahospitalario. Si el paciente fue víctima de algún ahogamiento, a veces le dejan su ropa húmeda o si se le quita para una adecuada exposición, entonces no se le vuelve a cubrir y se le somete a la temperatura ambiental no adecuada para su estado”, dijo.

Entre las acciones que se pueden ejecutar para mantener la adecuada temperatura del cuerpo, el doctor Juan Carlos Duarte manifestó que si no hay recursos, se puede usar una manta térmica para evitar pérdida de calor, hacer circular aire caliente alrededor del paciente por medio de radiación con lamparas o por conducción.“Cualquier mecanismo de transferencia de calor puede ser usado para mantener la temperatura”.

El anestesiólogo está consciente de que suena contradictorio hablar de hipotermia en traumas en países del Caribe, pero aclaró que la situación es común en la región y a que en las salas de emergencias, de cuidados intensivos y de cirugías suelen ser climatizadas a temperaturas generalmente convenientes para los médicos pero no así para los pacientes.

Sobre la hipotermia

En términos generales la hipotermia es definida como toda aquella temperatura central en un paciente menor a 36 grados. El doctor Juan Carlos Duarte explicó que de acuerdo a la cantidad de disminución de temperatura central, la hipotermia se clasifica en moderada, leve, severa y profunda, siendo estas dos últimas las que mayor tasa de mortalidad tienen.

Entre las causas que la producen en los pacientes con traumas la exposición ambiental, el choque hemorrágico. “En cirugía, la administración de medicamentos deprimen el centro termorregulador, no tiene actividad motora para compensar con escalofríos, la cirugía causa un incremento de la perdida de la temperatura y si le agregamos un trauma craneoencefálico, de por sí tiene pérdida de conciencia y se altera el mecanismo termorregulador, o sea que puede desarrollar la hipotermia”.

Un mapa calórico fue mostrado por el especialista a los presentes en el que se visualizó la distribución del calor corporal dependiendo del estado de ánimo del ser humano.
En ese sentido expresó que la arteria pulmonar y la temperatura rectal reflejan de manera bastante exacta la temperatura central con variaciones aproximadas de 0.1 grados centígrados.

Dijo que la vejiga como punto alternativo también es bastante fidedigno, con excepción del paciente anestesiado o el sometido a una cirugía de la cavidad abdominal, pues al irrigar con a líquidos que no estén lo suficiente calentados, tienden a tener una variación más grande que el 0.1 grados centígrados.

Dificultad para documentar la hipotermia

Durante la ponencia el doctor Juan Carlos Duarte manifestó que es muy difícil encontrar literatura referente a la hipotermia, “porque no tenemos la disciplina de medir, y eso no solo ocurre en nuestros países, sino en donde se produce la mayor información, no se tiene la costumbre de monitorizar adecuadamente la temperatura y si se monitoriza, no son adecuadamente reportados”.

A esto se agrega que hay una falta de referencia estándar para la medición de la temperatura central ya que todos los dispositivos que se usan tienen variabilidad en la medición.
Con tecnología de Blogger.