miércoles, 25 de enero de 2017

ANDRÉS NAVARRO PARTICIPA EN “PRIMERA REUNIÓN REGIONAL DE MINISTROS DE EDUCACIÓN DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE”

BUENOS AIRES, Argentina. - El ministro de Educación, Andrés Navarro, participó aquí de la “Primera Reunión Regional de Ministros de Educación de América Latina y el Caribe” que dará seguimiento a la Agenda 20-30 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en particular garantizar una educación de calidad, inclusiva y equitativa, así como promover las oportunidades de enseñanza-aprendizaje para todos.

El evento, organizado del 24 al 25 de este mes por la Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe (OREALC-UNESCO) y el Ministerio de Educación de la República de Argentina, con el lema “Educación y Habilidades para el siglo 21”, estuvo basado en la agenda E2030 con un enfoque integral del desarrollo sostenible, en los aspectos interrelacionados, de igual importancia e indivisibles.

“La educación es fundamental para la consecución de la Agenda 20-30 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y forma, no solamente parte integral de ella, figurando prominentemente como un objetivo en sí misma, sino que es, además, una de sus herramientas fundamentales para la consecución de los otros ODS”, explica uno de los conceptos analizados en la reunión.

Precisa que la educación desempeña un papel fundamental en todas las estrategias encaminadas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y sus metas planteadas, las cuales se refuerzan mutuamente y requieren una ejecución integrada y al unísono.

Sostiene que, en el nuevo contexto mundial, el aprendizaje a lo largo de la vida, es el principio organizador para un futuro viable y sostenible, clave para la consecución de los 17 ODS, a través de sus múltiples dimensiones y entornos de aprendizaje.





El ministro Navarro agotó una intensa agenda de reuniones bilaterales con diversos ministros y directores de organismos de cooperación, en procura de establecer acuerdos para mejorar la calidad educativa.

Entre las reuniones más destacadas estuvo la bilateral con el ministro de Educación de Argentina, Esteban José Bullrich, con quién acordó una serie de intercambios de experiencias con docentes y funcionarios de ambos países. Por otra parte, Navarro sostuvo reuniones de trabajo con Paulo Speller, Secretario General de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI); Pablo Cevallos, Director Regional del Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE); Guillermo Frete, Director de EDUCAR, entidad responsable del programa de informática escolar. Igualmente, Navarro se reunió con el ministro de Educación de Ecuador, Freddy Peñafiel, quien preside el Acuerdo Andrés Bello, para reactivar la participación de la República Dominicana en ese espacio multilateral sobre Educación en la región.

Durante el cónclave, Andrés Navarro destacó las acciones sin precedentes que se desarrollan en la República Dominicana, en el marco de la Revolución Educativa del presidente Danilo Medina, con el objetivo de que “ningún niño se quede fuera de las aulas”. Precisó que en este cuatrienio la meta principal del gobierno dominicano es elevar la calidad de la educación y para tales fines se han definido tres políticas prioritarias: la formación docente, el desarrollo del currículo por competencias y la gestión de centros educativos sostenibles.

“Esta Revolución Educativa avanza a pasos firmes. Estamos gestando una nueva República Dominicana que ha de surgir al interior de las aulas; estamos conscientes de que el sistema educativo es la herramienta más poderosa para construir la equidad y el desarrollo de una sociedad. Por eso el presidente Danilo Medina ha hecho de ella la vía principal para el desarrollo nacional”, sostuvo.

El objetivo fundamental de la reunión en la nación suramericana fue establecer un espacio de diálogo entre los ministros de Educación y otros actores vinculados y comprometidos, para ser informados sobre la agenda E2030, sus metas y marco de acción global, lo que permitirá consensuar una visión común, así como generar estrategias y programas nacionales y regionales para la coordinación e implementación de la referida agenda durante el ciclo 2017-2030 en América Latina y el Caribe.


“Para lograr este objetivo se llevó a cabo un amplio debate ministerial en torno a temas críticos, manteniendo como principio rector el derecho a la educación, la contribución de la educación para la reducción de la desigualdad y la pobreza, y el contexto actual de reformas educativas, y sus progresos en la región, tales como son los postulados de la Declaración Ministerial de Lima, de octubre de 2014”, refiere el documento.

Asimismo, se debatió sobre los medios de implementación y se divulgaron los instrumentos de apoyo y mecanismos de seguimiento de la agenda E2030, además de que se compartieron iniciativas para promover asociaciones y coaliciones estratégicas hacia la consecución coherente y consensuada de dicha agenda a nivel regional.

Entre otros temas considerados en la reunión fueron: la situación educativa regional, principales tendencias en el contexto de la agenda E2030; enfoque innovador sobre la calidad de la educación en el marco del aprendizaje a lo largo de la vida (entornos de aprendizaje, perspectivas, dimensiones, equidad e inclusión, mecanismos de evaluación, etc.); políticas docentes y enseñanza en el marco del aprendizaje a lo largo de la vida; aprendizaje inclusivo y de calidad para reducir la desigualdad y promover un desarrollo sostenible, y alianzas (asociaciones, coaliciones estratégicas, mecanismos) para la implementación de la Agenda E2030.


Durante el encuentro regional se conformó una hoja de ruta consensuada para la implementación de la referida agenda, incluyendo un mecanismo de seguimiento y trabajo conjunto que responda a las expectativas educativas de la región.