jueves, 15 de septiembre de 2016

Mujer buscó hombres que abusaran sexualmente de su hija

ALBUQUERQUE, New Mexico, EE.UU. (AP) — La madre de una niña de 10 años que fue hallada descuartizada en New Mexico buscó a hombres por internet y en su trabajo para que abusaran sexualmente de su hija, según órdenes de cateo vinculadas al caso.
Los documentos mostraron que Michelle Martens dijo a la policía que hizo arreglos para el encuentro con al menos tres hombres antes de que la niña fuera drogada, violada y asesinada el mes pasado.
La madre soltera dijo a investigadores que no hizo los arreglos para las violaciones por dinero, sino porque disfrutaba observar, según los documentos de la corte. No está claro durante cuánto tiempo estuvo organizando los encuentros antes de la muerte de Victoria Martens ni si la policía ha identificado a alguno de esos hombres.
La policía encontró el cadáver desmembrado de la niña dentro del apartamento que compartía con su madre el día en que debía celebrar su 10mo cumpleaños. El asesinato causó indignación y se realizaron vigilias en su comunidad.
Laura Bobbs, una pastora local y vocera de la familia, lloró cuando se enteró de los detalles contenidos en las órdenes de cateo.
"Jesucristo. Mi pobre bebé, mi pobre bebé", exclamó refiriéndose a Victoria. "Ella nunca nos dijo que estaba ocurriendo esto. Yo siempre le preguntaba, '¿estás bien?', y ella me respondía que sí".
Bobbs reiteró el miércoles que no hubo indicios de Michelle Martens o de la niña de que algo estuviera mal.
"Yo veía a esta mujer todos los días. No hubo señales. ¿Cómo ocultó esto de nosotros?", dijo. "Esto se pone peor y peor y peor".
Martens, de 35 años, dijo a los investigadores que uno de los hombres era un compañero del trabajo. Luego conoció a otros dos a través de internet. Uno de estos dos fue Fabian Gonzales, quien habría sido el último.
Martens, Gonzales y Jessica Kelley, prima de Gonzales, fueron acusados de homicidio premeditado y de penetración sexual criminal agravada contra un menor de 13 años. Victoria fue apuñada y estrangulada.
Mark Earnest, abogado de Martens, no ha contestado a un mensaje que se le dejó en busca de comentarios.
La policía encontró a la niña descuartizada el mes pasado, dentro del apartamento donde vivía con su madre.
De acuerdo con las órdenes de arresto, Martens dijo a investigadores que no mató a su hija por dinero. Confesó que hizo arreglos para abusar sexualmente de su hija porque le gustaba observar.
La declaración de Martens a la policía está incluida en casi una docena de órdenes de arresto. Los investigadores buscan evidencia de ADN de los sospechosos, así como varios aparatos electrónicos y una cámara de video que posiblemente fue usada para la explotación sexual de menores.
Martens dijo a la policía que usó el sitio web Plenty of Fish para buscar hombres que tuvieran relaciones sexuales con su hija.
___
La periodista de The Associated Press Mary Hudetz contribuyó a este reporte.
Publicar un comentario