viernes, 30 de septiembre de 2016

Fallece la hija recién nacida de Wisin

El popular cantante Wisin ha anunciado a través de sus redes sociales el fallecimiento de su tercera hija, Victoria, que nació a principios de este mes de septiembre. A los pocos días de su llegada al mundo, el reguetonero y su esposa Yomaira Ortiz revelaron que su pequeña padecía una enfermedad genética conocida como síndrome de Patau o trisomía en el par 13, aunque en aquel momento no dieron más detalles sobre su estado de salud más allá de que la bebé continuaba ingresada en el hospital, atravesando un "momento difícil" que, desgraciadamente, no ha podido superar.
"Gracias mi Dios por un mes de vida, un mes de Victoria. Dios da, Dios quita. ¡Bendito sea el nombre del Señor! Princesa Victoria, te volveré a ver en el cielo. Qué dolor tan grande tengo, Dios ayúdame", escribió el famoso intérprete devastado en su cuenta de Instagram, junto a una foto en la que aparece su mujer acariciando a su pequeña cuando estaba todavía con vida en la incubadora.
En un momento tan doloroso para él y toda su familia, Wisin ha encontrado las fuerzas para dirigirse a todos sus seguidores y compañeros de la industria del entretenimiento que, durante las últimas semanas, les habían tenido presentes en sus oraciones y en sus corazones para darles las gracias.
"Aprovecho para agradecer a las miles de personas que estuvieron orando por nuestra familia y por nuestra Victoria. Gracias porque en todos los gestos y palabras que tenían con nosotros pudimos ver a Dios cada día. Misericordia, mi princesa acaba de fallecer".
Días después de hacer pública la grave enfermedad de su hija, Yomaira Ortiz emitió un comunicado a través del programa 'Dando candela', de la cadena Telemundo, en el que explicaba cómo recibieron su marido y ella la noticia durante el embarazo y cómo se negaron en redondo a interrumpir la gestación. La mujer de Wisin -madre de Yelena (8) y Dylan (6) junto al cantante- también envió todo su apoyo a las mujeres que estuvieran atravesando una situación similar a la suya con sus propios hijos, instándolas a ignorar a quienes les recomienden no continuar adelante con sus embarazos debido a cualquier tipo de enfermedad fetal, tal y como hizo ella a pesar de que, en el caso del síndrome de Patau, la esperanza de vida una vez pasado el primer año es casi inexistente. 
"No aborten sus bebés, aunque los doctores les hagan esa recomendación. Los médicos tratan de convencerte de que el aborto es lo correcto, pero ese no es el camino que Dios quiere que elijamos, porque no somos quienes para decidir la vida de un ser humano, aunque sea nuestro hijo. Confíen en que Dios tiene un plan perfecto, aunque no sepamos por qué, ni sepamos cómo. Victoria ha cumplido cada uno de sus propósitos desde el momento que supimos lo que ella tenía", rezaba el comunicado que leyó la presentadora del programa.
Publicar un comentario