jueves, 18 de agosto de 2016

Empresas de envió puerta a puerta rechazan disposiciones de Aduanas que afectan diáspora

La Asociación Nacional de Consolidadores de Carga (ANODECA) solicitó al presidente Danilo Medina interceder entre este sector y el incumbente de la Dirección General de Aduanas (DGA), Fernando Fernández, para que éste ofrezca respuestas sobre las disposiciones oficiosas y discrecionales que están siendo impuestas por dicho organismo contra sus miembros y los miles de dominicanos que utilizan sus servicios.

Juan Romero, presidente de la asociación, declaró que la DGA, sin la emisión de un reglamento o resolución, ha estado requiriendo a los Consolidadores, también conocidos como “mudanceros”, una serie de medidas y obligaciones que sin previo aviso se empezaron a poner en vigor, afectando sensiblemente las operaciones de esas empresas.

Lamentó que se dispongan medidas sin previo aviso y con carácter inmediato, perjudicando a miles de familias dominicanas cuyos productos ya se encontraban en cientos de contenedores con rumbo a República Dominicana, lo que puede derivar en un problema social de dimensiones atroces para la economía del país y la quiebra de decenas de empresas.

Asimismo el dirigente de las denominadas empresas de envíos puerta a puerta cito algunas de las medidas que más perturbarían y perjudicarían las labores del sector y las ayudas que reciben miles de dominicanos de sus familiares en el exterior; tales como la prohibición de electrodomésticos y ropas usadas, permiso de importación de agricultura para las funditas de arroz que son enviadas y facturas de los diversos artículos y comestibles que reciben los dominicanos.

“Vale destacar que estas medias vendrían a dañar aún más a los ya sacrificados dominicanos de la diáspora, cuyas remesas representan un pilar de la economía dominicana, aportando un 7.5% del Producto Interno Bruto (PIB) del país durante el período 2011-2014", ascendiendo el pasado año a los US$4,882.7 millones, según datos del Banco Central”, agregó.

Afirmó que, en su interés de solucionar este impasse, las empresas organizadas en esta asociación han remitido varias comunicaciones a Fernando Fernández, Director General de Aduanas, con la intención de abrir un espacio de diálogo y colaboración que permita mejorar las condiciones operativas del sector. Sin embargo, a la fecha no han recibido respuesta del funcionario.

Sostuvo que las empresas afiliadas a ANODECA son las más interesadas en que se reglamente el sector, pero esto debe realizarse con el concurso de todos los actores y sin atropellos.

Romero declaró que las empresas que se dedican a esta actividad cumplen con las regulaciones norteamericanas y dominicanas y, además, pagan cientos de millones de pesos en impuestos y aranceles y generan cientos de empleos en territorio dominicano.

Finalmente ANODECA anunció que el próximo lunes llevaran sus reclamos a la sede de la Dirección General de Aduanas (DGA), a partir de la nueve de la mañana, donde además informaran de las próximas acciones que llevaran a cabo para salvar de la quiebra inminente a que llevaría las referidas medidas al sector.


Publicar un comentario