miércoles, 15 de junio de 2016

TIC Americas 2016 premia proyecto dominicano de impacto social


El ganador participa en categoría auspiciada por Banreservas, con un software que predice los brotes del mosquito Aedes Aegypti

La Competencia Talento e Innovación de las Américas (TIC Americas 2016) premió a Rainier Mallol con el proyecto de impacto social AIME,  en la categoría TIC República Dominicana, auspiciada por Banreservas.
AIME, que significa Inteligencia Artificial en Medicina (por sus siglas en inglés), es un software que predice los brotes del mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue, la chikungunya y el zika.
La aplicación de esta tecnología en el área salud agudizaría los esfuerzos preventivos en la República Dominicana y el mundo contra la epidemia del insecto, así como otras enfermedades, como la malaria para la segunda etapa del proyecto, según se explica en la página oficial http://www.aime.life/.
Julianne Guerrero, directora de Sostenibilidad y Responsabilidad Social de Banreservas, entregó a Mallol un cheque de US$ 4,000, como capital semilla. El finalista también podrá cursar un diplomado sobre emprendimiento en Israel.
La plataforma, desarrollada por Dhesi Raja y Mallol, tuvo un periodo de prueba en las comunidades Kuala Lumpur y Selangor de Malasia, y en Río de Janeiro, Brasil, con 88% de precisión promedio en sus predicciones, según los cofundadores.
Mallol explicó que este software se basa en el análisis de los brotes registrados por Salud Pública, la cartografía histórica de las enfermedades, los reportes de los medios de comunicación y variables que permiten la reproducción del mosquito.
Proyecto favorito
En el acto de premiación, TIC Americas 2016 también reconoció como “Proyecto favorito de la audiencia” a las presidentas de la empresa dominicana Colorblind Design, quienes a su vez participaron en la categoría TIC RD, auspiciada por Banreservas a través de su programa CREE.
Las ganadoras Adis Ozuna y Nathalia García recibieron una estatuilla y un cheque de US$ 1,000 por su inventiva en el que no sólo diseñan estructuras aptas para personas discapacitadas en el sector hotelero, sino que capacitan a los empleados para la atención de esos clientes.
"En otros países es normal que los hoteles estén aptos para personas discapacitadas; nosotros no podemos quedarnos atrás", expresó García.
En esta actividad compitieron 35 jóvenes finalistas de los países americanos miembros de la OEA, desde el viernes 10 hasta el sábado 11 de junio, en las categorías Start-up, Pymes, Eco-Reto y TIC RD.

Todos los finalistas pasaron por diversas evaluaciones y presentaciones ante jueces nacionales e internacionales, quienes determinaron la mejor inventiva, rentabilidad e impacto social para la solución de los problemas en América y el mundo.
Publicar un comentario