martes, 21 de junio de 2016

Obama se negó a salir del Air Force One hasta que acabó la final de la NBA

Barack Obama no quiso salir del Air Force One hasta que acabó la final de la NBA… que competía con Juego de Tronos. El avión presidencial aterrizó en Joint Base Andrews a las 22.19 hora local pero no quiso perderse los últimos minutos del decisivo Warriors-Cavaliers y retrasó su salida y la de su familia para poder seguir por televisión los últimos minutos.
La fiesta más húmeda de MVP LeBron
El presidente de Estados Unidos, acompañado por su mujer, Michelle, y sus hijas, Malia y Sasha, vio en el avión el taponazo de LeBron James y el posterior triple de Irving que le dieron el anillo a los Cavaliers acabando con una sequía histórica y que provocó que Golden State entrara en el Top histórico de pifias legendarias en los playoffs de la NBA.
Fiestón en Cleveland
A las 22.37, minutos después de que los Cavaliers celebraran en la cancha la gesta y el MVP de LeBron antes de comenzar la fiesta en el vestuario, Obama abandonó la aeronave en primer lugar pero no quiso responder a una pregunta que le gritaron los periodistas sobre la final, según cuenta Mark Knoller, periodista de CBS especializado en la Casa Blanca.