jueves, 30 de junio de 2016

La pesadilla ha terminado habitantes de la Barquita con nuevos hogares


En la tarde de hoy, el Presidente Medina cumplió su promesa de entregar un nuevo hogar a 1,787 familias dentro de la recién inaugurada comunidad de La Nueva Barquita, en Santo Domingo Norte.  

Los nuevos vecinos, que previamente habían padecido una situación de abandono y precariedad en una zona periódicamente inundada por las crecidas del río Ozama, fueron los protagonistas de un acto multitudinario de celebración, durante el cual se presentaron diversos testimonios que ilustraban esta transformación integral del conjunto de la comunidad.

Creo en un país que tiende la mano al que menos tiene
El presidente Danilo Medina se dirigió a los presentes y contextualizó la inauguración dentro de su visión general de gobierno del país: 
“Los pasados meses, les dije muchas veces durante la campaña electoral que no tenía sentido entrar en la política si no era para mejorar la vida de la gente, para cambiar las cosas, para llevar soluciones reales a las personas que las necesitan. Pues bien, hoy puedo repetirlo con más motivos que nunca”, afirmó Danilo Medina.
 
“Es por momentos como éste, por obras como estas y sobre todo, por personas como ustedes, vecinos y vecinas de la Nueva Barquita, por lo que merece la pena llegar a la presidencia de la República!”
 
“Creo en un país que tiende la mano al que menos tiene, que defiende a los más vulnerables y que no mira para otro lado ante tragedias como la que vivían todos ustedes cuando crecía el río Ozama.”
 Ejemplo de superación y convivencia
 
A continuación, el Presidente se dirigió directamente a los vecinos, a los que dijo:
 
“Yo confío en ustedes. Quiero que cada vez que un dominicano piense en una comunidad ejemplo de superación, de convivencia, de desarrollo y de orgullo dominicano, piense en La Nueva Barquita.”
 
“Quiero que cada vez que alguien dude de que nuestro país es capaz de cambiar, de crecer y de llevar alegría a los corazones de todos los dominicanos, estén donde estén, recuerden La Nueva Barquita y piensen: Por supuesto que somos capaces!”, concluyó el gobernante.
 
Iniciarán proyecto 
Además, el Presidente aprovechó la inauguración para anunciar otra buena noticia a los vecinos de La Barquita Norte: “Hemos determinado que un número de moradores de la Barquita Norte, también debe ser trasladados a La Nueva Barquita, 98 familias que corren peligro de ser inundados por el río. A ustedes también felicidades y que disfruten su nueva vida”, afirmó Medina.
 
Una ciudad del siglo XXI
 Asimismo, dijo que en los próximos días se anunciará un nuevo proyecto de viviendas en el que trabajará José Miguel González y que también estará localizado en el río Ozama.
 
Previamente, la arquitecta Patricia Cuevas había explicado los detalles técnicos de La Nueva Barquita. Describió que el proyecto consta de apartamentos de entre 68 y 76 metros cuadrados, con tres habitaciones, sala/comedor, cocina, área de lavado, baño y balcón.

Además, la comunidad cuenta con un salón multiusos, dotación policial, polideportivo, fiscalía, estancia infantil, Centro Progresando, cableado eléctrico soterrado, un liceo, un Centro de Diagnóstico y Atención Primaria y tres plantas de tratamiento de aguas, que contribuirán a la sostenibilidad medioambiental del proyecto y su entorno, así como al ahorro de recursos en combustible, entre otros beneficios.

A continuación, José Miguel González Cuadra, director de la Unidad Ejecutora para la Readecuación de La Barquita y Entornos (URBE), explicó que la génesis del proyecto estuvo en una Visita Sorpresa que Danilo Medina hizo de incógnito para constatar la verdadera realidad del barrio.

“Tras haber sido testigo de la situación entendí inmediatamente que nos enfrentábamos a una verdadera obra humana y que esta obra estaba en manos de un presidente humano”, dijo.

Gobierno comprometido con la gente
Tras agradecer su trabajo a todas las instituciones implicadas, González Cuadra afirmó que el Estado dominicano está colmado de gente comprometida en servir a su gente, gente honrada y trabajadora.
 
“Es reconfortante el hecho de saber que el promedio de edad entre los profesionales de URBE es de 33 años, una muestra fehaciente de que en nuestro país existe una generación de jóvenes que llevan en sus corazones la semilla del compromiso”.
 
González Cuadra recalcó, además, que el proyecto también tiene una importante dimensión de formación humana y construcción de comunidad. Así, los vecinos han participado en 7 ciclos formativos: educación, salud, deporte, capacitación técnica, manejo de residuos, cultura y pesca. “Esto ha permitido crear y fortalecer los lazos afectivos, además de las habilidades necesarias para la nueva realidad que afrontarían”, explicó.

Esperanza, alegría y oportunidades
“Todo esto tiene un único objetivo: que mudarse a La Nueva Barquita no sea únicamente un cambio de casa, sino tratar de dotar a cada uno de nuevas herramientas para el comienzo de una vida llena de esperanza, alegría y oportunidades para cada familia” concluyó el director de URBE.

Por su parte, los vecinos de la Barquita expresaron su agradecimiento a Danilo Medina con una canción homenaje y entregaron al Presidente y al director del proyecto sendos cuadros conmemorativos de esta celebración. 

Publicar un comentario