jueves, 5 de mayo de 2016

Opinion: Otro derbi español fuera de España

Por Kelvin Pascual

kelvin_zion@hotmail.es
Una vez más un derbi de la capital de España se jugará fuera de casa, esta vez el enfrentamiento de los eternos rivales de Madrid será en Milán, donde se jugará la final de la Liga de Campeones 2016 (UEFA Champiosn Legue), el 28 de mayo.
Los españoles vuelven, como hace dos años atrás, en el 2014 cuando fue en Lisboa, a ser los protagonistas de la máxima competición europea. El Atlético de Madrid y el Real Madrid se enfrentarán en su segunda final de Champiosn, tras obtener sus pases al último juego, al vencer al Bayern de Múnich y el Manchester City, respectivamente.
Y es que los del viejo continente apostaron desde un principio estar ahí. Aunque dicen los expertos que el fútbol es impredecible, y más a un nivel de  competición como la que ofrece la Champions, era casi obvio que los españoles tuvieran por lo menos tres representantes cerca del título europeo.
Así lo auguraba a llevar  a la contienda 2015-2016 a cinco equipos para representarlos. El Atlético de Madrid y el Real Madrid obtuvieron sus pases y el Barcelona, tras ser campeón ante la Juventus, obtenía su boleto, gracias a un cambio de reglamento anunciado en el 2013. Aunque debido a su competición nacional ya estaba clasificado. Aquí estaban los tres primero de España, entrarían dos más.
El Sevilla no necesitó la clasificación a través de la liga, ya que venció  3-2 al FC Dnipro Dnipropetrvsk (Ucrania) y el Valencia CF logró meterse al quedar cuarto en la Liga BBVA. Los del habla con la “z” fantasmearon sus cinco equipos en la competición. “España tendrá cinco equipos en Champions”, fue la mayoría de titulares de los diferentes medios de comunicación tras el Sevilla clasificar último.
Llegó la fase de grupos donde el Valencia no resistió y en los octavos de finales al Sevilla se le acabó el camino para avanzar. Real Madrid, Atlético y Barcelona se impusieron. De cara a los últimos pasos de la Champions, los del “Cholo” Simeone tuvieron que batallar fuerte, ya que enfrentaron al actual campeón, los de Luis Enríquez, quienes además tenían el mérito de  favoritos, tras ganar la tripleta antes (la Liga, Copa del Rey y la Champions). La mala racha que atravesaban los azulgranas, a un cuarto de final de temporada, sumado a un poco generación de juego, permitieron que Antoine Griezmann con un “golazo” perfecto avanzara a su equipo. Quedaban los de Pep Guardiola.
El Bayer tampoco fue el obstáculo que acabaría con los sueños de los colchoneros, un gol fuera de casa lo ha puesto en la final junto al Real Madrid, quienes tras recuperarse con la entrada de Zidane llegaron un peldaño más lejos que la contienda pasada. Su boleto fue ganado de manera fácil, ya que los jugadores estelares del Manchester City,  Kun Agüero, Yaya Tauré y  Kevin De Bruyne no salieron a por todas, por lo menos en el partido de vuelta (1-0).  
Y ahora repetimos la historia del 2014, en una ciudad diferente y otro campo. Un Real Madrid que aún no se ha adaptado al estilo que trata de implementar Zidane y Atlético que a pesar de que tiene ataque, posee un defensa que ha brillado por demás en todo 2016.


Publicar un comentario