jueves, 7 de abril de 2016

NADIE ME LO DIJO YO LO VI…….Así no, debe de manejarse mejor

Foto de archivo

DUGUESLIN SANTANA GARCIA
Periodista-investigador.-

                Quien suscribe, solo escribe lo que vio y no sabía que lo vería y mucho menos que me encontraría  que desde que el reloj marca las 8. 30  comerciantes cierran la llamada calle Duarte de Boca Chica,  colocando mesas y sillas, donde llegan ciudadanos de todos los lugares y de todos los estatus entre ellos vendedores de sexo hombres y mujeres y se convierte este lugar que observamos en una especie de malecón en plena calle.

Mientras que también observamos que en este poblado de  lugar de gente sana, buena y trabajadora y donde  se encuentra una de las playas  mas bellas del país pero lugar también donde se  vende las drogas en cualquier esquina, especialmente en el área de playa a cualquier hora.  

                    Recorrimos a eso de  las tres de la madrugada tres calles de las principales de este poblado,  la calle Duarte, la otra la San Rafael y la tercera la calle 20 Diciembre, donde los turistas y vacacionistas que visitan este pueblo se han dominicanizado y viven allí mas extranjeros que dominicanos, aunque uno los ve confundidos uno con otros como viejos amigos.

                   Al parecer y según vimos en todas las entradas de la playa siempre son vistos los elementos que venden lo que todos saben, pero al parecer que los únicos que no lo saben son los agentes de la DNCD que no actúan en consecuencia o no penetran a esos lugares,,,no se  sabe porque.  

                    Mientras que las jovencitas menores de  edad deambulan en horas de la madrugada a diario a ver si encuentran algún cliente blanco, extranjero,  para que les paguen por servicios sexuales y para ver si con sus servicios consigue el sueño americano, o de cualquier país,  de irse de su natal dominicana.

                               Me dio vergüenza, al ver como una cosa es  día  y otra es de  noche, sobre todo en saber de que en este importante pueblo de gente buena y noble, lleva años siendo cuna de la prostitucion en su gran mayoría con algún tipo de  apoyo de las autoridades o de mano invisible,  que  al igual que yo lo ven y no han  hecho  nada para corregir pero peor aun ni siquiera lo denuncian.

                             Mientras que caminaba en la madrugada me encontré con algo diferente nada mas y nada menos que una misa en la iglesia San Rafael  de aquí la que queda frente a frente al cuartel de la policía del departamento E-4, el que al parecer no cambian a los agentes de turno ya que  el pasado año  también lo vimos ahí.

                     Oficiales de distintas instituciones pagan cientos de miles para que no los  muevan de ahí o para que los regresen  cuando los trasladan.

                                 Este negocio de cerrar las calles   de  noche pese a que activa las ventas,  pero que resultado percibe esta población   será que en Boca Chica no le duele a nadie o les  duele a todos a  uno  más  a otros.

                      Esta hermosa playa es un lugar paradisíaco donde el que viene no quiere irse,  para bien o para mal, lo que si es que vimos que aun falta muchas cosas por corregir y por aportar a favor de este pueblo.
Publicar un comentario