lunes, 28 de marzo de 2016

Voces de niños y adultos concitan emotivos aplausos

La XXVIII versión del concierto de Viernes Santos atrajo la atención y los aplausos de una vasta audiencia que disfrutó de la participación del coro de niños y adultos de la Catedral y su Orquesta, quienes interpretaron el Réquiem de Wolfgang Amadeus Mozart.

El espectáculo, auspiciado por Banreservas, estuvo bajo la dirección general del maestro de capilla, José E. Delmonte Peguero, y contó con la solista invitada Paola González; la mezzosoprano Glenmer Pérez; el tenor Nelson Veras y el bajo Eddison Samuel Féliz, de la agrupación coral.

La sección de niños, dirigida por la profesora Wanda Guzmán, inició el programa de la noche con las canciones clásicas “Oseh Shalom”, un canto de paz, de Joan Beckow, y “Sanctus”, que quiere decir Santo en latín, de Robert Prizeman.  

Luego de la breve participación del Coro Infantil, cerca de un centenar de voces del coro adulto provocó el deleite del público con el clásico Réquiem, de Mozart, escogida para la noche, con ocasión de la celebración mundial del 260 aniversario del nacimiento del reconocido músico austriaco.

El coro interpretó las 14 canciones que componen la obra, con una duración aproximada de 44 minutos.

En el evento estuvieron presentes ejecutivos de Banreservas, personalidades eclesiásticas y público en general. El contralor de la institución financiera, Luis Espinal, asistió en representación del administrador general, Enrique Ramírez Paniagua.

El tradicional concierto de Viernes Santo es auspiciado por el Banco de Reservas para que el pueblo dominicano disfrute de esta actividad sociocultural y religiosa que se realiza en el país durante esta temporada.
Publicar un comentario