viernes, 26 de febrero de 2016

Biblioteca Infantil conmemora el bicentenario de Matías Ramón Mella

SANTO DOMINGO.-  La Biblioteca Infantil y Juvenil República Dominicana (BIJRD) realizó un acto a la Bandera Nacional en conmoración del 200 aniversario del nacimiento del padre de la patria, Matías Ramón Mella.

La celebración inicio a la 8:00 de la mañana, con izamiento de la bandera y la entonación de las notas del Himno Nacional y del Himno a Mella en la explanada de la biblioteca,  donde participaron decenas de estudiantes del Liceo Estados Unidos de América. 

La directora de la BIJRD, Dulce Elvira de los Santos, dijo que Matías Ramón Mella debe ser recordado y honrado siempre por ser prócer de la República y pieza clave en la Independencia Nacional,  patriota que al igual que Duarte y Sánchez lo entregó todo por la patria.

“Amar a la patria es un compromiso y un deber. Y como ciudadanos debemos honrarla cada día fomentando valores como: la honestidad, respeto, amistad, igualdad, tolerancia, justicia y la responsabilizada.”, aseguró.
Exhortó a los jóvenes a cuidar todo el conjunto de símbolos que nos identifica como país, y apreciar lo que somos como nación.

Además de los estudiantes, en el acto también participaron los empleados del centro cultural. La BIJRD ha establecido como tradición la celebración de un acto en honor al Mes de la Patria,  el cual coincide con la fecha de nacimiento del patricio Matías Ramón Mella.

Nacido el 25 de febrero de 1816 en Santo Domingo, hijo de Antonio Mella Álvarez y Francisca Castillo Mella, encarnó la expresión militante y decidida, siendo conocido por haber disparado su trabuco la noche del 27 de Febrero del 1844 en la Puerta de la Misericordia, dando inicio de esa forma a la rebelión contra la ocupación haitiana hasta lograr la Independencia Nacional.

El primero de marzo de 1844 se integró como miembro de la recién creada Junta Gubernativa Provisional durante la Primera República y pocos días después partió para el Cibao, donde asumió el cargo de gobernador de Santiago y delegado de la Junta Central Gubernativa, convirtiéndose en el jefe político y militar de la región más importante del país. Ostentó el rango de general del Ejército Nacional.

Mella se desempeñaba como vicepresidente de la República Dominicana cuando en pleno Grito de Capotillo enfermó de disentería. En las cercanías de su muerte pidió que sus restos fueran envueltos en la Bandera Nacional y pronunció estas palabras: “Aún hay patria, viva la República Dominicana”.

Publicar un comentario