lunes, 21 de diciembre de 2015

Sociedad Dominicana de Pediatría aconseja medidas para evitar accidentes, raptos y muertes de niños en Nochebuena y Año Nuevo

La Sociedad Dominicana de Pediatría llamó a los padres y madres evitar el consumo de alcohol en niños y adolescentes y velar porque la ingesta de alimentos no sea excesiva.
Al emitir un comunicado con recomendaciones para Nochebuena y Año Nuevo, la entidad llama a no propiciar su consumo ni dejar bebidas alcohólicas al alcance de niños y menor, sin la supervisión de los padres.
La presidenta de la Sociedad de Pediatría, doctora Orsini, pide evitar el consumo de agua o alimentos de higiene y cocción dudosa para evitar intoxicaciones alimentarias.
Aconseja vigilar y supervisar los horarios y lugares que frecuentan los hijos, sobre todo los adolescentes, así como la compañía y actividad a realizar en esos lugares.
Recomienda no dejar a los hijos sin vigilancia en plazas, centros comerciales o lugares públicos con gran conglomerado de personas.
Asimismo, aboga por el no uso de fuegos artificiales ni juegos pirotécnicos durante las festividades de Nochebuena y Año Nuevo.
Para los padres que van a viajar con sus hijos al interior, les pide respetar de manera estricta las señales de tránsito, el control estricto de velocidad, el uso obligatorio de cinturones de seguridad y no uso de celular mientras se conduce.
“No alcohol si vamos a conducir, colocar los niños en sus asientos asegurados y siempre en la parte trasera del vehículo”, precisa al comunicado de la Sociedad Dominicana de Pediatría.
La doctora Orsini agrega que los padres deben apegarse de manera estricta a las normas de viaje seguro en carreteras, así como en aeropuertos por el gran cúmulo de personas.
Los llama a identificar nuestros hijos pequeños con brazaletes  “para que podamos ser localizados si se extravían2.
Otras de las recomendaciones para los viajeros con niños es portar botiquín con medicamentos esenciales y materiales de urgencia (gasas, vendajes, alcohol, antialérgicos, analgésicos y antinflamatorios) y tener a mano los teléfonos de emergencia más importantes, así como los números de localización del pediatra.
Publicar un comentario