martes, 8 de diciembre de 2015

Las personas que comparten frases profundas en Facebook son menos inteligentes que la media



“El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error”. “Aprenderás Lecciones. Estás inscrito en una escuela informal de tiempo completo llamada vida”. “Cuando deseas algo, todo el universo conspira para que realices tu deseo”.

Todos tenemos amigos en Facebook que dan los buenos días y que comparten frases motivadoras. Lo hacen tanto para animarse a sí mismos como para contagiar una supuesta energía positiva que propicie el cambio, ya sea para conseguir un nuevo trabajo, para que el Real Madrid gane o para que el la crisis económica no nos coma la moral.

Para algunos, este tipo de publicaciones resultan una molestia: filosofía barata para gente pusilánime. Y para la inmensa mayoría, es un contenido que pasa desapercibido. Pero ahora todos verán con otros ojos a las personas que compartan frases de Paulo Coelho o de cualquier otro poe de la autoayuda. 

Un estudio llevado a cabo en Canadá y publicado en la revista de psicología Judgment and Decision Making  revela que las personas que suelen publicar este tipo de contenidos son menos inteligentes que la media. 

En el trabajo, que tiene el muy directo título de “En la recepción y detección de mierda pseudo profunda” se demuestra la relación entre el impacto de este tipo de sentencias seudo filosóficas y las capacidades de las personas. Y la conclusión es clara: cuanto más impacta una frase supuestamente profunda, menor es el grado de inteligencia de la persona. 

Para legar a este resultado, los autores de la investigación proporcionaron a 300 personas unos test de inteligencia y también una serie de frases de este estilo. A continuación se les pidió que evaluaran en una escala de 1 a 5 las palabras, siendo 1 ‘basura’ y 5 ‘conmovedor’.

Para las frases profundas, el equipo de científicos utilizó la página web sebpearce.com , un generador de sentencias reflexivas que utiliza términos como ‘vida’, esfuerzo’ , tiempo’ o ‘dedicación’. Tras crear unas cuantos ejemplos, se los mostraron a los sujetos. Y los resultados fueron los siguientes: los que dieron mayoría de respuestas con el número 5 eran también los que menos cociente tenían, los que menos pensamiento crítico poseían y también los que más creían en fantasmas y en la vida ulterior. 

Fuente: yahoo.es
Publicar un comentario