domingo, 8 de noviembre de 2015

Las cinco claves de la (evidente) nueva delantera de Gisele Bündchen

Ha habido que esperar tres meses para confirmar que, sí, la modelo brasileña se ha aumentado el pecho. Dos tallas
CGisele Bündchen (35)se ha operado el pecho. Las imágenes de la modelo en biquini, publicadas en exclusiva en nuestro país por LOC, ponen fin a varios meses de rumores y especulaciones. El pasado mes de julio, Bündchen (35) protagonizó una portada (la del New York Post) y una gran polémica al ser fotografiada con un burka negro en París (prenda, por cierto, prohibida en la capital francesa) para ocultar, decía la publicación, su nueva operación de busto. Ahora la brasileña ha sido cazada en traje de baño (la última vez fue en marzo de este año, antes de la intervención) durante sus familiares vacaciones en Las Bahamas, junto a su marido, Tom Brady, y sus dos niños, Vivian (2) y Benjamin (5). Y de las fotos, la confirmación.
onfirmado:

1. QUÉ SE HA HECHO

"Es absolutamente evidente el aumento de pecho de la modelo. Se ha puesto prótesis de silicona", asegura el doctor Mato Ansorena, especialista en cirugía plástica y estética. El médico asegura que la modelo ahora "debe tener entre una talla 95 o 100 con copa C. Y comparando entre una foto y otra, diría que se ha puesto dos tallas más". Aunque la brasileña nunca lo ha confirmado, circulaba en internet que, hasta ahora, Bündchen utilizaba una 85. Eso sí, en 2009 aseguró que tenía los mismos pechos que con 14 o 16 años, negando entonces cualquier tipo de operación.
Una intervención como a la que se ha sometido la brasileña puede costar entre 6.000 y 8.000 euros y los implantes tienen un seguro de rotura "de por vida". "A partir de los 10 años hay que revisarlas, pero suelen durar para siempre", aclara el especialista.Ahora bien, en opinión del cirujano, el aumento está mal hecho "porque es demasiado evidente". "El polo superior está muy alto y por eso es tan obvio hasta con su simple escote. Hay a quien le gusta así, pero a mí me resulta muy artificial", opina Mato.

2. POR QUÉ AHORA

Hace siete meses, la aclamada modelo anunciaba que se retiraba de las pasarelas, tras 20 años desfilando. Lo hacía en el diario Folha de São Paulo: "No se trata de una jubilación porque voy a seguir trabajando, únicamente no desfilaré", decía. Entonces, ¿por qué se ha operado ahora? Pues precisamenteporque ahora no le perjudicaría a nivel laboral. "En la moda de alta costura se busca una figura más estilizada y un poco andrógina, un maniquí, por lo que las curvas no están muy en el perfil de ese tipo de trabajo", asegura Mireia Verdú Tremosa, directora de la agencia Francina Models. De hecho, Bündchen ahora está volcada siendo imagen de marcas algo más "comerciales" y, principalmente, de ropa íntima y de baño, como la suya propia -Gisele Bündchen Intimates-."Hubiera sido un error para la estrategia de moda de alta costura operarse antes.Seguramente, con más pecho su carrera hubiera tomado una dirección mucho más comercial", añade.

3. TRAS SER MADRE

"A veces, cuando te vas haciendo mayor [los 35 años de la brasileña son ya una edad considerable para su profesión] y, sobretodo, después de ser madre, siempre te puedes ver peor. Y si operarse le hace sentir mejor, es totalmente respetable", opina Mireia Verdú, a favor del cambio de la brasileña. Y es que, tras dar a luz [Bündchen tiene dos hijos] y el periodo de lactancia, el pecho "suele empequeñecer", según apunta el doctor Mato Ansorena. De hecho, un estudio de 2005 al respecto aseguraba que el 40% de las mujeres que se retocan el pecho lo hacen precisamente después de la maternidad. Así pues, la libertad de haberse despojado de la férrea y plana estética de las pasarelas más el complejo de haberse quedado con un busto pequeño tras ser madre, habrían empujado a Gisele Bündchen a operarse el pecho.

4. LA MEJOR PAGADA, ¿AÚN?

Por noveno año consecutivo, la brasileña ha liderado la lista Forbes de las modelos mejor pagadas del mundo. En 2014, entre desfiles, publicidades y demás negocios, la maniquí se embolsó más de 44 millones de dólares (casi 41 millones de euros). Habrá que esperar al año que viene, en el que se computan los datos de 2015, para saber si rentabiliza lo suficiente su operación como para seguir liderando este ranking.

5. ESCONDIDA

Desde la portada del New York Post, en julio, lo cierto es que Bündchen se ha ocultado, y mucho, de los focos. El último acto al que acudió fue en mayo. El siguiente, este mismo viernes, con un vestido blanco en el que se podía entrever su nuevo escote. En medio, fotos con ropa ancha o dando la espalda a la cámara,la de su Instagram, el único medio donde se ha dejado ver la brasileña.
Publicar un comentario