viernes, 27 de noviembre de 2015

La adolescente que habría sido brutalmente asesinada tras unirse a ISIS

Samra Kesinovic

Cuando Samra Kesinovic huyó de su hogar en Austria y se dirigió a Siria el año pasado estaba convencida de que lo hacía por una causa noble y superior.

Kesinovic fue reclutada por el Estado Islámico (EI) con su amiga Sabina Selimovic, de 15 años. Ambas son hijas de bosnios musulmanes. Pero los reportes que llegan desde Siria no pueden ser más perturbadores.
Según el diario Österreich, Kesinovic, hoy con 18 años, fue asesinada con un martillo cuando trató de huir de Raqqa, la ciudad siria tomada por EI como su capital. El periódico citó a una fuente anónima, una mujer tunecina que vivía con ella en Raqqa y sí logró huir de los yihadistas. Según esa mujer, Kesonivic fue capturada durante su intento de fuga y asesinada de ese modo brutal.
El Ministerio de Relaciones Exteriores de Austria no hizo comentarios sobre la información, pero fuentes del gobierno dijeron que la joven estuvo recientemente en contacto con amigos y familiares en Viena.
En octubre de 2014, reportes de prensa revelaron que las jóvenes se comunicaron con sus familias vía Internet y confesaron haber cometido "un terrible error" al ingresar en las tropas yihadistas en el norte de Siria. Al parecer las dos muchachas habrían contraído matrimonio con combatientes chechenos y se cree que al menos una estaba embarazada.
Poco después, el periódico alemán Bild reportó que Selimovic murió en combates en Siria en diciembre, pero esa información –al igual que la de la muerte de Kesonivic- no ha podido ser confirmada.
Ambas jovencitas causaron conmoción en Austria y buena parte de Europa cuando decidieron huir de Viena en abril de 2014. Antes de partir publicaron un mensaje en las redes sociales, en el que decían: "No nos busquen. Servimos a Alá y moriremos por él."

Publicar un comentario